Despliega el menú
Fútbol
Suscríbete

Francia volverá a ser el rival a batir

Los campeones del mundo mantienen su bloque y su fortaleza física para buscar el título perdido hace cinco años en París.

Antoine Griezmann saluda al seleccionador nacional francés, Didier Deschamps
Antoine Griezmann saluda al seleccionador nacional francés, Didier Deschamps
PASCAL ROSSIGNOL/Reuters

Cinco años. El mayor tiempo de espera desde que la Eurocopa vio la luz en 1960 y la URSS se convirtió en la primera campeona continental. La pandemia ha tenido protagonismo mundial en todas las facetas y también ha cambiado los ritmos del torneo, en el que Portugal se ha convertido en el campeón vigente más longevo desde que Eder en el minuto 109 silenció Francia con su gol en Saint Dennis. Es hora de que los lusos defiendan su cetro o tengan relevo en el panorama continental de selecciones, y aunque ha pasado un lustro desde la pasada Euro, el panorama entre los aspirantes ha cambiado más bien poco. Porque Francia vuelve a contar en todos los pronósticos. Será el rival a batir, pero Inglaterra y Bélgica son firmes alternativas, y Alemania, Italia, España, Portugal y Países Bajos cuentan con el peso de la tradición y con su calidad.

Si se tiene como referencia el último gran torneo disputado por países antes de la pandemia, el Mundial de 2018 de Rusia plasmó la superioridad que ejerció el fútbol europeo sobre el resto de continentes. Francia, subcampeona continental en 2016, se impuso por 4-2 en la final a Croacia, mientras que en la pelea de consolación por el tercer puesto, Bélgica se impuso por 2-0 a Inglaterra. Y otras dos escuadras, Suecia y Rusia, estuvieron en cuartos de final. Todas ellas se vuelven a ver las caras desde el día 11 en la Eurocopa de los países y 'les bleus' vuelven a repetir como grandes candidatos al título en busca de completar un ciclo ganador.

Pocas sorpresas depara el bloque de Didier Deschamps. Físico, poderoso, intenso... Francia no destaca por su juego elegante o grandes partidos, pero su fiabilidad está de sobra probada. A esa solvencia física en defensa y centro del campo se le añade el peligro en ataque con la velocidad de Mbappé y el talento de Griezmann. Y por si faltara algo, el equipo galo recupera al hijo pródigo. Vuelve Karim Benzema, con lo cual Francia añade un cazagoles sediento de demostrar a Europa lo que se conoce de sobra en España, que es un goleador de primer nivel mundial. ¿El mayor problema para 'les bleus'? Que ha caído en el grupo más complicado del torneo, donde se va a ver en la primera fase con Alemania y Portugal, además de Hungría. Es decir, los de Deschamps tienen que empezar a tope para evitar tropiezos que luego sean irrecuperables.

El 'grupo de la muerte'

Precisamente sus dos rivales en el denominado 'grupo de la muerte' llegan al torneo con ganas de reivindicarse. El enorme fracaso mundialista de Alemania tras quedar eliminada en la primera fase ha sumido a una selección acostumbrada a los éxitos en una incertidumbre de la que confía en salir en este torneo. Joachim Low afronta su último reto como seleccionador y espera salir con el reconocimiento que desde hace tres años está en entredicho. Pese a que en la fase de clasificación Alemania finalizó primera, las dudas sobre su rendimiento no han terminado de disiparse, y por primera vez en mucho tiempo, la selección germana no parte como el rival a batir.

En cuanto a la defensora del título, Portugal vuelve a confiar su suerte al liderazgo de Cristiano Ronaldo, pero con nuevos talentos que han brillado en el fútbol continental. A los once jugadores que repiten del equipo campeón, Fernando Santos añade a Bruno Fernandes, Bernardo Silva, João Félix, Diogo Jota, Gonçalo Guedes, André Silva...

Inglaterra y Bélgica

Inglaterra y Bélgica se encuentran ante su gran oportunidad. Estuvieron muy cerca en el Mundial, pero les faltó dar el paso definitivo al éxito que esperan dar ahora. La selección preparada por Gareth Southgate ha mantenido su rendimiento con una gran fase de clasificación y ha mejorado sus puntos débiles, como eran unos problemas defensivos ya olvidados. Ahora es un bloque sólido y Harry Kane se encarga de resolver los partidos.

Los diablos rojos de Roberto Martínez siguen siendo una escuadra con un gran talento y muy vistosa, algo que se debe reflejar con un gran resultado. Con pleno de victorias en la fase de clasificación, el técnico español confía en recuperar la mejor versión de Hazard y que De Bruyne se recupere de un fuerte golpe sufrido en la final de la Champions.

En el caso de Italia, Roberto Mancini ha afrontado la renovación después del golpe histórico de no estar presente en el último Mundial. Y las cosas no han podido ir mejor. Además de la clasificación para la Eurocopa 2020, Mancini ha logrado ser el seleccionador italiano con una mejor media de puntos en la historia de los 'azzurri', tras establecer un récord de once triunfos consecutivos en 2019. Toca plasmarlo en el torneo, pero Mancini ha armado un bloque sólido donde los Donnarumma, Chiesa, Barella, Kean, Sensi, Pessina, Raspadori y compañía se han amoldado a 'veteranos' como Bonucci, Romagnoli, Immobile, Insigne y Verratti.

España, en plena regeneración, y Países Bajos, con la baja de Van Dijk, también forman parte de la terna de aspirantes, donde nunca se puede descartar un invitado sorpresa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión