Despliega el menú
Fútbol
Suscríbete

fútbol

Así será el formato de competición para los aragoneses de Segunda y Tercera RFEF

Tarazona, Ebro, Ejea, Brea, Teruel y Huesca B ya conocen las bases de la próxima temporada en su estreno en la Segunda RFEF: habrá dos ascensos, cinco descensos y un 'playout'. En la Tercera RFEF, el sistema será parecido.

Barba, del Brea, protege el balón ante la presión de Carlos Kevin, del Huesca B.
Barba, del Brea, protege el balón ante la presión de Carlos Kevin, del Huesca B.
@FundAlcoraz

La última Asamblea General de la RFEF aprobó los formatos de competición de las nuevas categorías surgidas a raíz de la reestructuración de la Segunda División B y la reforma del fútbol nacional no profesional con el nacimiento de la Primera, Segunda y Tercera RFEF.

Sin aragoneses en la flamante Primera RFEF, la representación regional se aglutina en el escalón inferior, la Segunda RFEF. Tarazona, Ejea, Ebro, Brea, Teruel y Huesca B concurrirán en este cuarto estrato de la renovada pirámide del fútbol español.

Lo harán, según ha informado la Federación, en uno de los cinco grupos de 18 clubes en los que se segmentará la categoría, priorizando, en la distribución de equipos, criterios de proximidad geográfica. Este aspecto ya era conocido aunque estaba pendiente de confirmación federativa. De este modo, los seis equipos aragoneses -salvo que al Teruel se le separe del resto, por ejemplo asignándole rivales de la zona del Levante y a los otros, adversarios de la zona Norte- competirán entre sí. La configuración final de cada uno de los cinco grupos no se definirá hasta que se conozca la totalidad de los 90 equipos. Aún hay cinco plazas en juego en play off de ascenso aún abiertos en Navarra, Cantabria, Baleares, Canarias y Galicia.

Los seis equipos aragoneses todo apunta a que se cruzarán con rivales del área riojana, vasca y navarra, aunque también pueden quedar agrupados con catalanes, valenciano y baleares como en antiguas ediciones de la Segunda B. De momento, algunos de los potenciales rivales de los aragoneses son los navarros Izarra, Osasuna B, Mutilvera, Peña Sport y AD San Juan, los riojanos del Náxara, Logroñés B y Racing Rioja o los vascos del Sestao, Arenas, Gernika y Real Sociedad C. En el área catalana y valenciana, sobresalen Lérida, Cerdanyola, Espanyol B, El Prat. Europa, Terrassa, Badalona, Hércules, Intercity, Eldense, La Nucía y Atlético Levante.

Más allá de la composición final de los grupos, Tarazona, Ejea, Ebro, Brea, Teruel y Huesca B ya tienen confirmación oficial de cómo serán las bases de la competición. Será una categoría muy exigente, con cierta trampa, en la que habrá cinco descensos directos por grupo, más un ‘playout’ para evitarlo que jugarán los cuatro peores sextos clasificados por la cola (13º) en una sede neutral. De estas eliminatorias saldrán otros dos equipos descendidos más a Tercera RFEF. En resumen, los equipos aragoneses se enfrentarán a la amenaza de seis posiciones de descenso de 18 totales.

Para el ascenso a Primera RFEF, tendrán billete directo los campeones de cada uno de los cinco grupos. Y del segundo clasificado al quinto jugarán un ‘playoff’ en sede neutral mezclándose y cruzándose con los de otros grupos. De estas eliminatorias, saldrán las otras cinco plazas de ascenso. En total, subirán diez equipos a Primera RFEF, cinco vía liga regular como campeones y otros cinco vía ‘playoff’. De Primera RFEF, caerán diez equipo: los cinco últimos de cada uno de los dos grupos en los que se articulará esa categoría. 

Respecto a los filiales, nunca podrán competir en la misma división, por ello, si un equipo desciende a Primera División RFEF y su filial gana los play-off de ascenso a esta categoría, deberá quedarse obligatoriamente en Segunda RFEF. Del mismo modo, un filial que se haya clasificado para la fase de ascenso a Primera División RFEF no puede disputarla si el primer equipo milita en dicha categoría. En este caso, lo sustituye el siguiente clasificado de su grupo que sí pueda ascender. Esto no será así si el primer equipo milita en Primera División RFEF, pero se clasifica para la fase de ascenso a Segunda División.

La Tercera RFEF aragonesa

Los 324 equipos de la Tercera RFEF se articularán en 18 grupos divididos territorialmente, de un modo similar a la clásica Tercera División. Sin embargo, tendrá un rango menor: de cuarta división del sistema de ligas pasa a quinta división. Cada grupo, constará de 18 equipos. La composición final del grupo aragonés de la Tercera RFEF no se conocerá hasta principios de julio, cuando se concreten los ascendidos desde Regional Preferente. De momento, la Asamblea de la RFEF ha aprobado el formato de competición. Subirá directo a Segunda RFEF el campeón de liga (habrá así 18 ascensos directos). Los aspirantes a las nueve plazas de ascenso restante saldrán de un ‘playoff’ interterritorial al que accederán, a su vez, los vencedores de un ‘playoff’ de cada grupo territorial que disputarán los clasificados del segundo al quinto puesto de cada grupo. Es decir, en la nueva Tercera solo podrán ascender dos equipos aragoneses. Uno de forma directa como campeón y otro a través de esa doble fase de promoción: primero, venciendo a sus otros rivales del grupo aragonés clasificados entre la segunda y la quinta plaza; segundo, cruzándose con los ganadores de los ‘playoff’ de otros grupos. Esta doble fase tendrá un formato de dos eliminatorias (semifinal y final) y la idea es jugarlas a partido único en terreno neutral.

El número de plazas de descenso en Tercera RFEF a Regional Preferente dependerá de los descensos de Segunda RFEF que cada año se produzcan en cada grupo territorial.

De momento, en el grupo aragonés de la próxima temporada, ya tienen billete Cuarte, Belchite, Utebo, Barbastro, Binéfar, Deportivo Aragón, Illueca, Borja, Calamocha, además de Épila y Robres, que acaban de asegurar su permanencia a través de la fase de la permanencia. Entre Monzón, Sariñena y Cariñena se juegan el próximo fin de semana dos plazas más en Tercera RFEF.

A estos equipos, se unirán los cuatro ascendidos de la Regional Preferente, competición aún en curso por el retraso de su inicio en febrero debido a la pandemia y que no concluirá hasta el primer fin de semana de julio. En total, 17 equipos tendrían plaza en la Tercera RFEF Aragón, por lo que podría efectuarse un ajuste final para cuadrar 18 equipos: o con un quinto ascenso de Regional Preferente o, posiblemente, indultando al mejor de los descendidos a Regional Preferente en la fase de permanencia en Tercera aún en juego. Hasta dentro de algunas semanas, de este modo, no se conocerá la configuración final de esta categoría.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión