Despliega el menú
Fútbol
Suscríbete

El balance del VAR en lo que va de Liga: 97 aciertos, tres fallos y 13 no intervenciones

Carlos Velasco Carballo valora la reducción del juego brusco grave y la facilidad de predicción del videoarbitraje, pues en el 94% de los casos el árbitro de campo sigue su recomendación.

El árbitro Felix Zwayer consulta el VAR durante el partido entre el Villarreal y el RB Salzburgo de la Liga Europa.
El árbitro Felix Zwayer consulta el VAR durante el partido entre el Villarreal y el RB Salzburgo de la Liga Europa.
Domenech Castelló/EFE

Carlos Velasco Carballo, presidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA), cumplió ayer con el habitual balance de la labor arbitral en los dos primeros tercios de Liga y lo hizo sacando los aspectos positivos tanto del arbitraje a pie de césped como del papel del VAR, a pesar de las críticas que sigue suscitando su protocolo y el criterio desde el mismo en algunas acciones. El representante de los árbitros se quedó con los índices de acierto elevados, la reducción del juego brusco grave y las conductas violentas y la facilidad de predicción del videoarbitraje, pues en el 94 % de los casos el árbitro de campo sigue su recomendación, como principales conclusiones.

Valoró también el incremento del trabajo con simulador de los árbitros respecto al VAR y de las reuniones para hacer balance y analizar las jugadas del fin de semana, así como el seguimiento individualizado de la actuación de cada colegiado en sus partidos.

Ya en cuanto al aspecto puramente numérico, Velasco Carballo cifró en un centenar las intervenciones del VAR en lo que va de temporada en Primera, con 97 de ellas acertadas a criterio del CTA y tres reconocidas como errores, pues se trató de "intervenciones no debidas", lo que equivale a una por cada 83 partidos. En este sentido, el presidente del colectivo arbitral incidió en el criterio de priorizar una no intervención frente a una intervención errónea y fijó en trece el número de ocasiones en las que desde el VOR de Las Rozas se debía haber intervenido pero no se hizo.

"Esto es disponer de un VAR fiable en una competición y el precio que tenemos que pagar por el concepto de error claro y manifiesto y de que en caso de duda mejor no intervenir es que evidentemente hay acciones que nos dejamos sin realizar. No obstante, estamos satisfechos de pagar ese peaje en aras de respetar al máximo el principio fundamental del VAR", explicó el presidente del CTA, remarcando el espíritu del protocolo en cuanto a intervenir solo en aquello que es flagrante, un concepto que sigue generando discusión y debate.

Profundizando en los registros avanzados que deja la campaña, Carlos Clos Gómez, director del proyecto VAR en España, cuantificó en 563 los incidentes en las áreas, con 77 penaltis indicados a pie de campo y 486 acciones en las que no se observó por el árbitro principal acción punible alguna. Según el análisis posterior del CTA, 517 de esas jugadas se resolvieron correctamente, mientras que en 46 se incurrió en algún tipo de error, lo que supone un acierto de casi un 92%. El VAR solventó 37 de esos fallos y 9 quedaron sin corregir por no tratarse de manifiestos o por intervención inadecuada del videoarbitraje, lo que elevó el porcentaje total de acierto en las jugadas de penalti a un 98,4 %.

En cuanto a las expulsiones, se han mostrado 25 dobles amarillas y 27 rojas directas en lo que va de curso, de estas últimas 15 indicadas por el árbitro de campo y una docena advertidas desde el VAR. A pesar de ello, el CTA identifica otras seis rojas no señaladas, tres de ellas porque el colegiado sobre el césped no siguió la indicación del videoarbitraje.

Autocrítica y conocimiento del reglamento

Más allá del balance positivo en errores y aciertos, desde el colectivo arbitral se pretende hacer autocrítica, sobre todo en referencia a las seis cartulinas rojas no mostradas, pese a que se decretan más expulsiones que nunca, según palabras de Velasco Carballo. Asimismo, el mandatario del colectivo arbitral, que contó también con la presencia de los colegiados Carlos del Cerro Grande y José María Sánchez Martínez, asumió la necesidad de mejora en cuanto a los tiempos de actuación del VAR, que son de 96 segundos en el caso de las revisiones factuales y de 132 con monitor: "Sigue siendo alto y tenemos que intentar mejorarlo, aunque siempre decimos a nuestros árbitros que el tiempo no es la esencia del proyecto VAR, sino que las decisiones tomadas sean las correctas".

Además de lo que ocurre sobre el terreno de juego, preocupa entre los árbitros y se pretende mejorar el conocimiento de las reglas de juego, algo a lo que achacan las muchas confusiones que se producen sobre los criterios empleados para arbitrar determinadas acciones. Asimismo, también alertan los árbitros sobre el comportamiento de los jugadores en la grada, incorrecto en líneas generales en el caso de futbolistas no convocados, e incluso de algunos entrenadores en los banquillos. "El comportamiento de algunos jugadores no convocados, suplentes o sustituidos está siendo incorrectos y debemos ser más firmes en ese control", aseguró Velasco Carballo, en referencia a una vigilancia disciplinaria que ha ocasionado ya polémicas sanciones esta temporada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión