Despliega el menú
Fútbol
Suscríbete

fútbol

"El jefe me ha dado fiesta para ir a jugar, pero otros compañeros no han podido venir"

El Monzón se mide esta tarde al Teruel en un encuentro aplazado de Tercera condicionado por las circunstancias del viaje de los visitantes. 

Los jugadores del Monzón, en su parada para comer en Cariñena.
Los jugadores del Monzón, en su parada para comer en Cariñena.
Heraldo

Trabajo en la Renault de Barbastro y he tenido que pedir fiesta a mi jefe para poder ir hoy a jugar. Me lo descontará de un día de vacaciones”. Es el testimonio de Christian Lasús, centrocampista del Atlético Monzón, que esta tarde (18.00) se medirá al CD Teruel en El Pinilla, en un encuentro correspondiente a la jornada 13 de Tercera División que en su momento fue aplazado a causa del coronavirus.

Lasús, como el resto de integrantes de la plantilla del Monzón, no es profesional y compagina el fútbol con su trabajo. Esta temporada tan particular, con numerosos encuentros aplazados, el conjunto muntisonense ya tuvo que jugar un partido entre semana ante el Binéfar, pero, tal y como recuerda Lasús, en ese encuentro no tuvo que pedir fiesta en el trabajo porque le daba tiempo a llegar.

Todos nos hemos tenido que adaptar a las circunstancias, pero en el trabajo no siempre van a estar dándonos permiso para ir a jugar”, añade el jugador barbastrense del Monzón, coincidiendo con las palabras de su entrenador, Cristian Abad.

Al igual que Lasús, Abad ha tenido que buscarse la vida para poder acudir a dirigir a su equipo en Teruel. Ejerce de profesor de Educación Física en Peralta de Alcofea, en la Comarca del Somontano, y hoy solo ha completado media jornada. El resto de las horas, según explica, las recuperará otro día.

Hoy vamos a Teruel con 16 jugadores de los 22 que tenemos en plantilla. Son varios los que no han podido venir por trabajo”, lamenta el entrenador del Monzón, que va a recorrer más de 600 kilómetros para disputar el encuentro de hoy. El cuadro altoaragonés ha partido a las 11.30; a las 14.00 parará a comer en Cariñena; y a las 16.30, una hora antes del partido, está previsto que lleguen a Teruel.

El Monzón, como el resto de equipos que militan en Tercera y otras categorías nacionales, tiene permiso para moverse por las tres provincias a pesar de los confinamientos perimetrales, así como para superar el horario del toque de queda (esta noche el equipo llegará a casa más tarde de las 22.00), pero los equipos de competiciones autonómicas están muy condicionados por las restricciones.

En la provincia de Teruel, a pesar de los avances anunciados este miércoles por Sira Repollés, la actividad esencial seguirá cerrando a las 18.00, suponiendo una gran dificultad a los equipos de la provincia, puesto que suelen entrenar más tarde.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión