Despliega el menú
Fútbol

fc barcelona

El Barça aplaza sus elecciones a la presidencia al 7 de marzo

Joan Laporta, gran favorito frente a Victor Font y Toni Freixa, deberá esperar para regresar al club azulgrana.

Laporta ejerce su derecho al voto durante las elecciones de presidente del FC Barcelona.
Laporta ejerce su derecho al voto durante las elecciones de presidente del FC Barcelona.
AFP

El FC Barcelona seguirá en una situación de interinidad, en plena crisis institucional y financiera, aunque en lo deportivo empieza a levantar cabeza. Tras una reunión con la Generalitat, la junta gestora que rige el club de forma provisional se vio este viernes en la obligación de retrasar las elecciones presidenciales al próximo 7 de marzo, siempre y cuando la situación sanitaria lo permita, ante la imposibilidad de celebrar la jornada de votaciones como consecuencia de las restricciones decretadas por el Gobierno catalán para combatir la pandemia. La fecha inicial prevista, después de la dimisión de Josep Maria Bartomeu y la convocatoria electoral, estaba fijada para el 24 de enero.

El Govern evitó este viernes dar un trato de privilegio a la entidad culé, que le pedía que levantara el confinamiento municipal para que los socios que no viven en las capitales de provincia pudieran ir a votar el domingo 24. La administración autonómica sí que se comprometió a estudiar un cambio legal para activar el voto por correo, que no está recogido en los estatutos azulgranas. Tras su reunión con la Generalitat, el presidente interino, Carles Tusquets, reunió a su junta y con posterioridad se citó con los tres candidatos en liza (Joan Laporta, Víctor Font y Toni Freixa) para decidir definitivamente el calendario electoral y fijar la fecha del 7 de marzo.

El gran perjudicado del aplazamiento es Joan Laporta, quien ya se veía sentado en el sillón presidencial por segunda vez, tras una primera etapa de siete años entre 2003 y 2010. Después de presidir el Barça, que vivió una etapa muy exitosa en lo deportivo, dio el salto a la política, primero al Parlamento catalán y luego al Ayuntamiento de Barcelona, donde fracasó en su intento de convertirse en el Berlusconi catalán. Las encuestas le dan ventaja en esta cita electoral. Fue quien más avales presentó y, consciente de su situación en las encuestas, Laporta se había opuesto al aplazamiento electoral. Tras una etapa de malos resultados deportivos, con algunas derrotas humillantes en Champions, como ante el Bayern, el Liverpool o la Roma, el principal reclamo de 'Jan', aunque segundas partes nunca fueron buenas, es prometer una reedición de viejos éxitos, como los seis títulos en una temporada (en 2009) con Pep Guardiola bajo su presidencia. Laporta no se ha mojado en si será capaz de retener a Messi.

Víctor Font, en cambio, sí que ha reconocido que el aplazamiento le convenía porque necesita tiempo para trasladar cuál es el proyecto que quiere liderar. Su candidatura es la que tiene nombres de más relumbrón: Xavi Hernández, Toni Nadal y Jordi Cruyff. En cambio, fichajes de futbolistas nadie se ha atrevido a prometer, teniendo en cuenta cómo está el mercado, marcado por la pandemia y cómo están las arcas del club, al borde de la suspensión de pagos.

El tercero en discordia, Toni Freixa, es quien menos posibilidades tiene y también se mostró este viernes partidario del retraso electoral si no se puede garantizar el derecho de participación y la seguridad sanitaria de los socios. Su candidatura es la más transversal, pues ha sido directivo con Laporta, Rosell y Bartomeu. Puede decirse que se entiende con todas las familias blaugranas. Su secretario técnico sería Lluís Carreras y como reclamo asegura que bajo su dirección el club no fichará a Neymar.

Etiquetas
Comentarios