Despliega el menú
Fútbol
Suscríbete

Fútbol

El día en que Paco Salillas se enfrentó a Maradona: “Ha sido el mejor jugador del mundo”

En su etapa como jugador del Celta, el exfutbolista de Alagón se enfrentó al Pelusa cuando este jugaba en el Sevilla, en 1992.

Salillas le disputa la pelota a Maradona, en un encuentro de 1992.
Salillas le disputa la pelota a Maradona, en un encuentro de 1992.
Heraldo

Durante los últimos días las redes sociales y los medios de comunicación se han llenado de fotografías y vídeos de Diego Armando Maradona, considerado por muchos el mejor jugador de fútbol de los últimos tiempos. Una de ellas es en la que aparece junto al exfutbolista aragonés Francisco Javier García Ruiz (Alagón, 1966), más conocido como Paco Salillas. La instantánea fue tomada durante un encuentro entre el Celta y el Sevilla en el año 1992.

“Nos marcó un gol de falta directa y nos ganaron 0-2”, rememora Salillas, que lo recuerda como si hubiera sido ayer. “Todo el mundo quería jugar contra él. Ha sido el mejor jugador del mundo con mucha diferencia”, añade. Por eso, cuando uno de los fotógrafos que fue a cubrir el encuentro le regaló la instantánea no dudó en buscarle un lugar de honor en la bodega de su casa, donde luce varios recuerdos de su etapa como futbolista que duró 15 años: “Fue uno de los momentos más emocionantes que he vivido”.

Un vecino del municipio zaragozano colgaba la instantánea en sus redes sociales afirmando: “Se ha ido un gran futbolista, pero nos queda un mito. ¡Grande, Paco Salillas!”. Y no es para menos ya que, a lo largo de su carrera profesional, ha tenido el honor de enfrentarse a muchos de los grandes. Sin embargo, ninguno lo igualaba en cuanto a técnica. Salillas ha jugado 130 partidos en Primera y más de 400 en Segunda, sumando nada más y nada menos que 118 goles en ambas categorías. Ha pasado por equipos como el Real Zaragoza, el Celta, el Lleida, el Villarreal, el Levante o el Castellón.

Con 37 años, y tras haber vivido desde primera línea el ascenso de numerosos equipos de los que había formado parte -como el Celta de Vigo, el Lleida o el Villareal-; cuando jugaba en el Castellón, le propusieron convertirse en segundo entrenador, sin embargo, tenía claro que quería volver a casa, el lugar donde empezó todo cuando tan solo era un niño.

“Mi pasión por el fútbol nació aquí, de crío. No había otro juego, tenía condiciones y me gustaba mucho”, admite el vecino de Alagón. Sin embargo, reconoce que no cambiaría la vida en el pueblo ni a su familia “por nada del mundo”. Eso sí, aún estuvo un tiempo inmerso en su gran pasión pues jugó en el Figueruelas y en el Remolinos CD donde estuvo como entrenador-jugador hasta el año 2008.

Hoy su vida es bien distinta, pero mientras da un paseo junto a su mujer y una amiga de ambos por los alrededores de Alagón, se reconoce como una persona inmensamente feliz. Actualmente regenta Padel Indoor Alagón, donde además es monitor. También tiene una empresa de hielo una finca de cría de caballos, otra de sus grandes pasiones.

Paco Salillas se reconoce un hombre "feliz" en su pueblo y con su actual vida.
Paco Salillas se reconoce un hombre "feliz" en su pueblo y con su actual vida.
Heraldo

“Mis hijos han sacado la vena deportiva, pero no por el fútbol”, explica. Su hija Isabel estudia INEF y Fisioterapia mientras que Javier, más encaminado hacia el mundo de la medicina, es “un crack en el pádel”. De hecho, forma parte de la Selección Aragonesa de Pádel donde, asegura, “apunta maneras”.

Han pasado 17 años desde que tomó la decisión de abandonar el mundo del fútbol profesional y asegura que no se arrepiente en absoluto. “Mi pueblo lo supone todo en mi vida. Soy de Alagón y estoy orgulloso de eso y de la vida que tengo. El fútbol profesional es muy bonito pero muy sacrificado y creo que me lo habría perdido todo. Hoy estoy aquí, con mi familia y una vida tranquila, y creo que es un auténtico lujo”, concluye el aragonés. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión