Despliega el menú
Fútbol

fútbol territorial

"Para nosotros es difícil poder pagar a un sanitario que haga los test"

Los clubes están haciendo un esfuerzo económico importante para adaptarse a los protocolos que se les imponen

Ares, jugador del juvenil de División de Honor del Boca Híjar FS, antes de que le hicieran el test.
Ares, jugador del juvenil de División de Honor del Boca Híjar FS, antes de que le hicieran el test.
Heraldo

Al esfuerzo que están haciendo los estamentos futbolísticos para garantizar la seguridad en las competiciones nacionales, hay que añadir el que los propios clubes realizan para adaptarse a esta nueva situación. La Federación Española de Fútbol, en colaboración con los sindicatos de los futbolistas, ha sufragado los gastos de los 7.000 test serológicos que se han repartido entre 94 equipos que militan en estas categorías nacionales no profesionales, pero no todos pueden permitirse pagar a un sanitario para realizarlos con la periodicidad requerida (semanal o cada 14 días en función de la liga) y se han visto obligados a reinventarse. 

Es el caso del Boca Híjar FS, que, a la espera de que la Federación Aragonesa de Fútbol dé luz verde al inicio de la liga de Autonómica en la que milita el equipo sénior, centra sus esfuerzos en que el juvenil compita con plenas garantías en la División de Honor. Para ello, el pasado jueves, 48 horas antes del debut frente a Sala 2012 que tendrá lugar hoy a las 18.30 en el pabellón Silvia Meseguer, realizaron los primeros test a los jugadores y el cuerpo técnico, contando con tres enfermeras de la zona que se prestaron a colaborar. 

"A corto plazo podríamos permitirnos pagar a una persona que hiciera los test, pero los clubes modestos como el nuestro tienen complicado mantener esta dinámica durante un periodo largo. Hay que tener en cuenta que esta temporada, al jugar a puerta cerrada, no contamos con los ingresos de las cuotas de socios o las entradas. Por eso pedí a estas chicas con vínculos en el equipo (dos mujeres de exjugadores y su propia cuñada) que nos ayudasen", explica Quino Monzón, presidente de Boca Híjar FS, y agradece la predisposición de estas tres enfermeras.

Los tiempos del protocolo

Apreturas económicas aparte, los clubes también están aprendiendo a aclimatarse a los tiempos que exige el protocolo. La mayor parte de los equipos tienen jugadores que estudian o trabajan fuera, y no pueden acudir a hacerse el test 48 o 72 horas antes del encuentro. De ahí que algunos opten por programar su partido el domingo (así se pueden hacer los test en el entreno del viernes, con la plantilla al completo) o por repartir las pruebas para que los jugadores puedan hacérselas entre semana.

Etiquetas
Comentarios