Despliega el menú
Fútbol

fútbol

Último ensayo del Real Zaragoza antes de la liga

El conjunto de  Baraja recibe hoy (19.00, Aragón TV) al cualificado Girona, en su tercera y definitiva prueba de la pretemporada antes del arranque liguero 

Fútbol
Rubén Baraja da instrucciones a sus jugadores sobre el césped del Nou Estadi de Tarragona.
Laia Solanellas/LOF

Todo lo alteró la covid. Mejor dicho, todo lo sigue alterando la covid. Un mes y tres días después del maldito 16 de agosto en que Nino nos arrebató el sueño de la Primera División, visita La Romareda el Girona, cuyo sueño de ascenso también fue destruido una semana después por Pere Milla, otro de los abanderados del heroico Elche de Pacheta. No ha pasado ni un mes de la hombrada ilicitana, y en este tiempo que nos toca vivir (o sufrir), Pacheta se fue (o le invitaron a irse). También se fue Víctor Fernández, entrenador del formidable Zaragoza anterior al parón pandémico y también del Zaragoza posterior al parón pandémico. Solo sigue en el banquillo Francisco, ese entrenador que llegó unas semanas tarde para salvar al Huesca y que la pifió, según él mismo reconoció, en su objetivo de ascender al Girona. Hoy, a las 19.00 en la muda Romareda, se carearán el Real Zaragoza y el Girona, convergentes en tantas cosas en el curso que se acaba de extinguir. Los dos coincidieron con el Elche. Y bueno sería que tomaran buena nota del Elche. Del de Pacheta, me refiero. Ese Elche que conoció más tarde que nadie que se clasificaba para el ‘play off’ (tuvo que esperar a la derrota del Fuenlabrada en Riazor) y supo hallar la solución al jeroglífico de Primera.

Unas semanas después de Nino y Pere Milla, dos teóricos aspirantes a todo en Segunda se vuelven a citar. En el Zaragoza llegó Rubén Baraja. El equipo comenzó a trabajar el 31 de agosto, pero Baraja tuvo que esperar unos días más. Lo dicho, los tiempos que nos tocan vivir... Llegaron, hasta el momento, ocho fichajes. Fichajes para atrás (Jair, y Chavarría), para el medio (Bermejo, Adrián González) y para arriba (Zanimacchia, Vuckic, Narváez y Toro Fernández). No hay demasiado tiempo para nada en el fútbol de la era covidiana, tampoco para fichar. Y resulta irrebatible que el Real Zaragoza casi ha cerrado el plantel en un margen de tiempo muy razonable y con el margen salarial por todos conocido. Y también es irrebatible que no hay pescadilla gorda que pese poco, ni en Zaragoza ni en ningún lado. Ahí está el equipo que se ha hecho con el techo salarial que sigue subyugando al club aragonés.

Cuando indicaba antes equipo casi cerrado, me refería también a las salidas que se van a producir. La principal, la del mayor activo humano del club, Raúl Guti, ahora entre el Elche y el Almería. Hoy tampoco aportará oxígeno el pulmón de Torrero, como no jugará Shinji Kagawa. Los dos probablemente viven sus últimas horas en Zaragoza. No comparecerá tampoco Jair, que sigue arrastrando molestias físicas. Quizá se estrene Toro Fernández. He dicho quizá...

Después de las derrotas ante el Getafe en La Romareda y ante el Nástic en el Nou Estadi de Tarragona, el último ensayo significa, como su nombre indica, la última oportunidad para Rubén Baraja de establecer comparaciones antes del inicio liguero del Zaragoza, que, como el Girona, tomará la salida a la competición en la tercera jornada, el domingo 27 de septiembre. Los catalanes, en El Molinón de Gijón. El Zaragoza, en el mismo escenario que hoy ante Las Palmas. Sí, con el terreno perdido de las dos primeras jornadas. No hay espacio ni tiempo que perder. Todo sucede muy rápido. Nino y Pere Milla forman parte del pretérito... El presente arranca hoy mismo.

Etiquetas
Comentarios