Despliega el menú
Fútbol

Messi, en rebeldía, no se presentará este domingo a las pruebas PCR del Barça

El crack argentino desea desvicularse ya del Barça para fichar por el Manchester City y da plantón al club azulgrana.

Camisetas de Messi, aún a la venta en el Museo del FC Barcelona
Camisetas de Messi, aún a la venta en el Museo del FC Barcelona
Efe

Leo Messi, que desea desvincularse lo antes posible del FC Barcelona para fichar por el Manchester City, ha decidido declararse en rebeldía y no se presentará este domingo a las pruebas PCR a las que están citados todos los jugadores de la plantilla azulgrana para poder comenzar el lunes los entrenamientos. Con el paso al frente dado por el delantero argentino se recrudece la guerra con el Barça, que no esperaba que Messi se negase a acudir a la Ciudad Deportiva de Sant Joan Despí para someterse a los test de coronavirus.

Messi considera que su relación con el club de su vida ya ha concluido y que por tanto no debe presentarse ni a los análisis ni a los entrenamientos del equipo. Después de solicitar el viernes un reunión con el Barcelona para negociar su salida y encontrar el rechazo de la entidad que preside Josep Maria Bartomeu, que considera al futbolista intransferible, Messi no dará en ningún caso marcha atrás, porque su decisión de marcharse es irrevocable.

Ya que el mejor jugador en la historia del Barça no volverá a disputar un partido con el equipo azulgrana, la única solución es una salida pactada con el club para ser traspasado ya, o que el caso que ha sacudido los cimientos del club culé y ha provocado un terremoto en el fútbol mundial se resuelva en los tribunales. El Barcelona apela a los 700 millones de euros de su cláusula de rescisión, pero dado que Messi se quiere ir, no habrá manera de retenerle y el club azulgrana se verá obligado a corto plazo a fijar un precio de traspaso acorde con un mercado afectado muy seriamente por la pandemia.

A pesar de su plantón al club, la intención de Messi sigue siendo reunirse con el Barça para pactar su marcha. Con su ausencia de los entrenamientos del Barcelona, el delantero argentino se arriesga a una sanción económica y podría ser castigado, dependiendo de cuántos días se ausente, hasta con un 25% de su sueldo mensual por una falta muy grave, según anunció este sábado Cuatro, pero ya es imposible que vuelva a vestir de azulgrana.

Etiquetas
Comentarios