Despliega el menú
Fútbol

fútbol

El Barça, en estado de 'shock', se resiste a creer el inevitable adiós de Messi

El club asegura que sigue trabajando en un nuevo proyecto ganador liderado por el '10', pero la postura del argentino es firme y ya apunta al Manchester City si se sale con la suya.

Leo Messi el pasado 18 de agosto en el Nou Camp en Barcelona.
Leo Messi el pasado 18 de agosto en el Nou Camp en Barcelona.
ALBERT GEA/Reuters

Ahora todo el mundo se hace el sorprendido, dentro y fuera del FC Barcelona, pero lo realmente inexplicable sería que tras un 2-8 ante el Bayern en los cuartos de final de la Liga de Campeones no se desencadenara una oleada de acontecimientos como los que se están viviendo en el club. ¡Un 2-8 que fue corto y con la imagen más lamentable que se ha ofrecido en los últimos 80 años de historia!

Que Leo Messi haya solicitado por burofax su salida, ahora y libre, un proceso legal que se intuye complicado para las dos partes, supone la bomba definitiva que puede hacerlo estallar todo por los aires ahora que parecía que la reconstrucción, por una vez, iba en serio. Cualquier cosa puede pasar en los próximos días, como la moción de censura presentada ya contra Josep Maria Bartomeu.

La destitución de Quique Setién y la llegada de Ronald Koeman al banquillo fueron las dos primeras decisiones, pero esas eran inofensivas. Nada que se saliera de la norma en cualquier crisis deportiva y en todos los clubes: cambio de técnico tras un desastre. Pero esta vez la talla del técnico cántabro en un club de esta magnitud no daba ni para chivo expiatorio. Hacían falta muchos más cambios.

Que Bartomeu anunciara que seguiría siendo presidente hasta las elecciones de marzo de 2021 también respondió a una lógica. Más allá de que ya sea una persona 'non grata' para los propios barcelonistas, dejarlo ahora hubiese significado pasar el club a manos de una junta gestora hasta unas elecciones en noviembre y obligar a otros a comerse el marrón de la crisis económica que azota al Barça por culpa de la falta de ingresos derivada de la pandemia del coronavirus. Por responsabilidad, tenía que quedarse.

Renovación de la plantilla

También para no perder el dinero avalado de su bolsillo y del de los directivos, claro. Y ya puesto manos a la obra con Koeman para iniciar la tantas veces retrasada renovación de la plantilla, sucedió lo que realmente se intuía pero que nadie se atrevía a avanzar: si se tocaba a Luis Suárez, adiós aLeo Messi. Dicho y hecho. El lunes Koeman comunicó al uruguayo que no le quería en la plantilla 2020-21 y el martes el argentino envió un burofax al club para solicitar que le dejen marcharse libre, contestado con otro para indicarle que tiene contrato hasta 2021 y una cláusula de 700 millones. Pero si Messi aprieta, poco se podrá hacer... El domingo debe presentarse para iniciar la pretemporada. Si no lo hace, será la guerra.

También pudo influir que a Arturo Vidal, otro que se ha hecho compinche de Messi, también le dijeran que no se contaba con él. En cambio, el adiós de Rakitic, con quien Messi había perdido química, ya debe molestarle menos. En cualquier caso, los cuatro acaban contrato en 2021 y si tres de ellos no quieren irse (Suárez, Vidal y Rakitic) estarán en su derecho.

El cuarto es Messi, que sí quiere marcharse, pero a quien le condiciona no haberlo comunicado antes del día 31 de mayo convenido en el contrato. Si entonces no decía que se iba el 30 de junio, se quedaba hasta 2021. Y no lo hizo. Argumenta en su burofax que la temporada se ha alargado hasta agosto por el coronavirus, por lo que la fecha del anuncio al club también debe retrasarse, pero en el fútbol español hay montones de casos de jugadores que no pudieron disputar la 'mini-Liga' del post-confinamiento porque sus contratos acabaron el 30 de junio. No se alargaron por inercia; las fechas firmadas están para respetarse.

Solo ante el peligro

Ramon Planes, secretario técnico del club a quien Bartomeu dejó este miércoles solo ante el peligro en la presentación del portugués Trincao, explicó que siguen contando con Messi, pero con escasa credibilidad: "Queremos construir otro ciclo ganador alrededor del mejor jugador del mundo y de la historia. El Barça se ha reconstruido muchas veces durante su historia y siempre ha vuelto con más fuerza. Hay que sacar conclusiones de esta etapa, pero nuestra idea es construir un equipo alrededor del mejor del mundo". También aseguró que "se está trabajando internamente para convencer a Messi". "Es un matrimonio con el Barça que debe seguir, no hay que convertirlo en una disputa", dijo Planes.

Las palabras de Planes coinciden con diferentes informaciones que aseguran que Messiya ha contactado con el Manchester City y con Pep Guardiola para jugar en la Premier League, pero tendrá que ser llegando gratis, porque nadie puede pagar ahora su cláusula de 700 millones, ni la mitad, y al mismo tiempo garantizarle su alta ficha. De ahí su pulso al FC Barcelona, con Inter, PSG y Manchester United a la expectativa.

De momento, también se ha hecho público, siempre con filtraciones, que Busquets, Jordi Alba y Piqué sí entran en los planes de Koeman, aunque avisados de que pueden perder protagonismo. Su experiencia será el puente con los canteranos que suben seguro al primer equipo, Riqui Puig, Ansu Fati, Ronald Araujo e Iñaki Peña, y los prometedores refuerzos de Pedri, Trincao y Matheus. El único gran fichaje confirmado es el de Pjanic (Juventus), que significó la que fue primera baja, Arthur, que se fue al club italiano. También se espera dar salida a Umtiti, pero su lesión de rodilla lo puede dificultar.

Etiquetas
Comentarios