Despliega el menú
Fútbol

derbi aragonés

El derbi aragonés también se juega en los bares

Las restricciones para ver un Real Zaragoza-SD Huesca que se juega a puerta cerrada llevan a los aficionados a establecimientos hosteleros y terrazas.

Los aficionados no pueden entrar al estadio, pero disfrutan del derbi cerca de él.

El derbi aragonés de este lunes en La Romareda (21.45/Vamos) es ya histórico por multitud de factores deportivos y que van más allá de lo que suceda sobre el terreno de juego entre el Real Zaragoza y la SD Huesca. También porque las gradas. No se ha registrado nunca un partido oficial de rivalidad con este contexto, en el que solo unos cuantos escogidos podrán estar presentes en la instalación en contraste con los más de 30.000 que la hubieran abarrotado en circunstancias normales. Las dos aficiones, que han realizado actos previos de hermanamiento, deberán seguir a los suyos en una prudente distancia: en sus casas, locales o en bares; en este último caso, con notables restricciones.

Los dos ayuntamientos aplican medidas para evitar aglomeraciones y el riesgo de contagios en espacios públicos. Las terrazas pueden emplearse desde que decayó el estado de alarma al cien por cien de su capacidad y el interior al 75 %, siempre manteniéndose las distancias y los horarios establecidos, que son compatibles con el de un encuentro que comenzará a una hora más tardía de lo acostumbrado sobre todo para los azulgranas. Sin embargo, está prohibida la instalación de pantallas exteriores que puedan complicar el cumplimiento de la norma, por lo que los establecimientos hosteleros deben utilizar los televisores instalados en su interior si no quiere arriesgarse a ser sancionados por las autoridades municipales.

El derbi aragonés no modifica este panorama. En Zaragoza se han registrado cerca de 400 peticiones para incrementar el número de mesas en los veladores, y en Huesca se recoge este detalle en una ordenanza municipal reguladora de la instalación de terrazas en la que se detalla que “queda prohibida la instalación y uso de aparatos de reproducción de imagen y/o sonido en las terrazas salvo autorizaciones específicas para determinados eventos y fechas determinadas”. La excepción reside en que se traslade al Ayuntamiento una petición, pero el mandato rige para cualquier actividad incluida retransmisiones de partidos de fútbol.

En las últimas semanas, la terraza del Enebro se ha convertido en punto de encuentro para más de un centenar de aficionados del mismo modo que en Zaragoza se reúnen muy cerca del estadio: Rogelios, el Baleares, el Xamara, el Jameos, el Tramsburgo, el Duende Azul… También algunos se animan a recibir al equipo zaragocista a las puertas de La Romareda pese a que se recomienda lo contrario. El protocolo limita en lo posible la información y los horarios en los que se mueven los dos clubes para este lunes. La SD Huesca parte a Zaragoza en torno a las 13.00 y descansará en un hotel en las horas previas al gran derbi.

Etiquetas
Comentarios