Despliega el menú
Fútbol
Suscríbete

fútbol

Jordi Aguilar, entrenador en Florida: “Ahora daremos más importancia a lo que antes no le dábamos”

Este fragatino de 31 años trabaja en una academia del FC Barcelona en Orlando, donde el confinamiento es obligatorio desde el 2 de abril.

Jordi Aguilar, a la derecha, en plena charla a los niños de la academia.
Jordi Aguilar, a la derecha, en plena charla a los niños de la academia.
FC Barcelona

Una de cada cuatro muertes por coronavirus en todo el mundo se registran en los Estados Unidos, donde las estrictas condiciones para combatir la pandemia se extienden de costa a costa para tratar de recobrar la normalidad en un país en el que el 15 % de su población es inmigrante. De ellos, unos 200.000 son españoles. Uno de ellos, y sometido a los mismos rigores que el resto, es el fragatino Jordi Aguilar, asentado en Orlando (Florida) y que trabaja para el FC Barcelona en una de las academias de fútbol de que allí dispone. Dedicado a la búsqueda de talentos, este aragonés de 31 años se enfrenta a una situación anómala a 7.000 kilómetros de casa.

Aguilar dirige el proyecto local de la denominada Barça Academy en esta ciudad estadounidense, con el que se trata de detectar y formar talento con el fin de que esos jóvenes futbolistas terminen firmando un contrato profesional o disfruten de una beca universitaria. Trabaja para el FC Barcelona desde 2016 y antes lo hizo en la UD Fraga, Lleida Esportiu o Federación Catalana, además de ser profesor en el colegio Santa Ana de su localidad natal. Ahora, su aventura americana ha dado un giro de 180 grados por culpa de la covid-19.

El joven destaca que la academia se ha visto obligada a suspender toda actividad exterior siguiendo las recomendaciones de las autoridades desde el pasado 14 de marzo. “Mantenemos un contacto diario con nuestros jugadores mediante diferentes actividades propuestas como retos coordinativos y condicionales, análisis de vídeos de partidos, concursos online de historia del club y otras actividades dirigidas a los más pequeños”, explica. Como sucede de manera global, resulta imposible marcarse plazos concretos y el objetivo es “dar a los jóvenes la mayor cantidad posible de material y actividades, así como plantear llamadas individuales y de equipo para mantener el contacto”.

El estado de Florida decretó el 2 de abril 30 días de confinamiento, un periodo próximo a expirar y que, con toda certeza, se ampliará. Estados Unidos afronta el desafío sanitario del coronavirus con una estrategia asimétrica y Jordi la afronta “trabajando mucho desde casa para mantener viva la actividad de la Academia. Solo está permitido salir a la calle para comprar, trabajar quienes tengan que hacerlo, situaciones de emergencia con hospitales o farmacias, pasear al perro...”. En este plazo de tiempo, “y ante el número creciente de infectados, cada estado está tomando las medidas que considera más adecuadas, con un confinamiento voluntario en un primer momento y obligatorio ahora”.

Jordi mantiene un contacto estrecho con sus colabores y miembros de la Academia blaugrana mediante reuniones telemáticas para seguir ofreciendo una formación continuada, El teléfono y el correo electrónico sirve como hilo de comunicación con los niños y sus padres. En este contexto, apenas dispone de tiempo libre: “Me mantiene ocupado el seguimiento de todos los futbolistas y entrenadores, las actividades diarias… Cuando tengo algún momento me gusta ver series de televisión online y películas. También procuro mantenerme activo realizando algún tipo de rutina física y, sobre todo, seguir en contacto diario con la familia y amigos”, continúa.

Con la nostalgia por “salir de la rutina y socializar con la gente”, el técnico aragonés al menos trata de buscar el perfil bueno de la situación y anticipa que “todo esto nos servirá para valorar más las cosas a las que muchas veces no le damos importancia, como salir a la calle o poder tener contacto con la gente a la que aprecias”. El periodo de aislamiento no impide que Jordi Aguilar y el resto de compañeros mantengan el trabajo grupal con los compañeros en Florida. “Cada grupo se encarga de diferentes tareas que después se ponen en común con el fin de que todos dispongamos de recursos con que abastecer a las Academias”, comenta.

Como ha sucedido en el resto del planeta, el entrenador fragatino se ha visto rebasado por los acontecimientos: “Sinceramente no pensaba que todo terminaría así, como le ocurrirá a mucha otra gente. Creía que se le estaba dando más importancia de la que realmente tenía”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión