Despliega el menú
Fútbol

aragoneses en el extranjero

Edu García: "En India, si hace falta, me pongo la alarma para ver jugar al Zaragoza"

El futbolista aragonés, que acaba de ganar la Superliga con el ATK Kolkata, regresa a España en plena crisis por el coronavirus.

Edu García, sonriente, posa con el título de campeón de la Superliga india.
Edu García, sonriente, posa con el título de campeón de la Superliga india.
Instagram

Edu García es un tipo alegre, divertido y de sonrisa fácil. En los últimos cuatro años, su vida se ha convertido en un continuo vaivén de sensaciones y sentimientos que, además de permitirle experimentar momentos de un valor incalculable, le han llevado a cumplir su sueño: jugar en la primera plantilla del Real Zaragoza.

Pero aquel inolvidable curso 2016-17 queda ya muy lejano. Ahora, este zaragozano, que cumplirá 30 años el próximo mes de abril, es prácticamente un hombre nuevo. Abandonó el conjunto aragonés antes de lo que deseaba, solo una temporada después de su llegada, y entonces, sin saberlo, dio el pistoletazo de salida a uno de los capítulos más apasionantes de su vida: ha pasado por el altar, ha tenido una hija y, de paso, ha jugado al fútbol en India (así se llama su pequeña) y China. Este sábado, mientras en España terminaba de estallar por completo la crisis del coronavirus, Edu García se proclamaba campeón de la Superliga india con el ATK de Kolkata.

¿Cómo está, se lo esperaba?

Ganar cualquier título siempre es muy emocionante. El nivel del ATK es como el Real Madrid o Barcelona en España. La Superliga en India se lleva jugando seis años y esta es la tercera vez que la gana. Las dos últimas temporadas no le salieron las cosas y esta, afortunadamente, lo hemos conseguido.

¿Cómo es su vida en Calcuta, a más de 8.000 kilómetros de Zaragoza?

Bastante sencilla. Allí, uno de los problemas más importantes es la contaminación, por lo que no conviene estar mucho tiempo en la calle. Vivo en un hotel, cuando me levanto desayuno y voy a entrenar. Por la tarde hago vida en el hotel: muchas series, películas…

Y el fútbol, ¿es muy diferente al europeo?

Al final es fútbol, pero sí, es muy distinto. Pueden jugar cinco extranjeros en cada equipo y suelen ser futbolistas de nivel, que han competido en buenos equipos en Europa. Los futbolistas indios no han salido de su país para jugar en ningún equipo y no tienen esa cultura de fútbol que tenemos nosotros. Ahora están creciendo e invirtiendo dinero, pero este proceso llevará un tiempo. Seguro que de aquí a cinco años tienen mucho más nivel y la liga, más potencial.

En 2017 hizo las maletas y se fue a India para jugar en el Bengaluru. Lo fichó el Zhejiang Greentown chino y después retornó a India para jugar en el ATK.

Son experiencias muy gratificantes. Aunque a nivel deportivo me gustaría estar en España y poder desarrollar allí mi carrera, a nivel personal tengo la suerte de disfrutar de mi profesión y tener unas vivencias que, si no, serían muy difíciles.

El apoyo de Adriana, su mujer, también habrá tenido algo que ver…

Por supuesto. Cuando salí del Real Zaragoza y llegó la oferta de India, ella fue la que me empujó porque yo tenía bastantes dudas. Se ha adaptado a todos los sitios donde hemos ido, es la primera que quiere conocer y descubrir lugares nuevos.

¿Allí todavía no ha llegado el coronavirus?

Está empezando a haber algunos casos. Pero, en una población de 1.300 millones, hace unos días apenas tenían 70 casos en todo el país. En India están empezando a poner medidas porque es una población muy grande…

El otro día jugaron la final a puerta cerrada…

Sí, y estos últimos días en mi hotel ya te tomaban la temperatura… Están intentando poner medidas de prevención porque controlar un brote allí tiene que ser muy complicado. Hasta ahora todo está con absoluta normalidad.

Después de terminar la temporada, llegó este lunes a Zaragoza para disfrutar de sus vacaciones y no puede ni salir de casa.

Tenía muchas ganas de volver y todavía no he podido ni ver a mis padres. Estos últimos días temía que cerrasen los aeropuertos y no poder regresar. Cuesta estar encerrado en casa porque tengo ganas de ver a mucha gente, pero ahora toca ser responsables.

¿Ha seguido al Real Zaragoza estos últimos años?

A pesar de los horarios, sigo al Zaragoza desde donde sea. Salvo que me toque jugar a mí el día siguiente y no pueda, el 90% de los partidos los veo. Si hace falta, me pongo la alarma y me despierto para comentarlo con mis amigos. Es imposible que vuelva a vivir una cosa parecida. Recuerdo esa etapa con muchísimo cariño y estoy muy agradecido por haber podido vivirla.

¿Cómo lleva la paternidad?

Ser padre es duro (sonríe). A mí es lo más bonito que me ha pasado en la vida. Es difícil, sobre todo en nuestro caso, que estamos solos y muy lejos de casa. No hay abuelos, no hay tíos… pero lo hemos llevado bien, aunque hemos dormido poco por las noches. Al final todo compensa.

Ver esta publicación en Instagram

Best feeling ever in the pitch 😍👶⚽️

Una publicación compartida de Edu Garcia (@edugarcia90) el

Etiquetas
Comentarios