Despliega el menú
Fútbol

fútbol

La Fiscalía recurre la sentencia del caso Levante-Real Zaragoza

Además, tanto Agapito Iglesias como Javier Porquera también optaron por presentar recurso poco antes de que finalizase el plazo.

Un momento de la vista oral del juicio por el caso Levante-Real Zaragoza, en los Juzgados de Valencia hace varias semanas.
Un momento de la vista oral del juicio por el caso Levante-Real Zaragoza, en los Juzgados de Valencia hace varias semanas.
HA

Agapito Iglesias, Javier Porquera y el fiscal Pablo Ponce han recurrido la sentencia del Levante-Real Zaragoza, en la que los dos primeros -máximo accionista del club aragonés cuando se disputó el encuentro investigado y director financiero, respectivamente- fueron condenados por un delito de falsedad en documento privado, con penas de un año y tres meses de prisión.

Fuentes cercanas al caso confirmaron que tanto Iglesias como Porquera decidieron presentar recurso a título personal poco antes de que finalizase el plazo (el pasado 26 de diciembre, una vez transcurridos los pertinentes 10 días hábiles tras la publicación de la sentencia), y la Fiscalía hizo lo propio, apurando también al máximo este periodo.

Por su parte, ni el Deportivo de La Coruña ni La Liga, que completaban la acusación, optaron por presentar alegaciones a una sentencia que absolvió de delito de corrupción deportiva a los 36 jugadores que participaron en el partido en cuestión, así como al Real Zaragoza -persona jurídica-; a Antonio Prieto -director deportivo del club por aquel entonces-; a Paco Checa -exconsejero- y a Javier Aguirre -exentrenador-.

Los recursos de Iglesias, Aguirre y Ponce fueron interpuestos en la Audiencia Provincial de Valencia, y ahora el fiscal debe fundamentar su recurso y otro en el que las defensas alegan esos fundamentos, de forma que la decisión se demorará varios meses. En caso de que la apelación no prosperase, el siguiente paso sería el Tribunal Supremo.

Cabe recordar que la causa llegó a juicio después de que la Audiencia de Valencia acordara reabrir una investigación cerrada en su día al considerar que existían indicios de que nueve jugadores, el técnico y el director deportivo del Zaragoza percibieron los días previos al partido una cantidad cercana al millón de euros, dinero que habría terminado en manos de los jugadores procesados del Levante. El Zaragoza necesitaba ganar aquel encuentro para garantizarse la permanencia en Primera División.

Etiquetas
Comentarios