Despliega el menú
Fútbol

Primera división

La sequía del Real Madrid entrega al Barça el liderato en solitario

El Barcelona se va de vacaciones navideñas como líder en solitario con dos puntos de ventaja.

Real Madrid-Athletic
Real Madrid-Athletic
Efe/Mariscal

El Real Madrid volvió a evidenciar problemas de pegada, falta absoluta de acierto ante la portería rival y sufrió un tropiezo inesperado ante el Athletic (0-0) que le entrega el liderato en solitario al Barcelona, que se va de vacaciones navideñas como líder en solitario con dos puntos de ventaja.

El pasado miércoles en el clásico en el Camp Nou e incluso en la anterior jornada ante el Valencia pagó con sendos empates su sequía cuando, por fútbol, tuvo en sus manos sendos triunfos. En Mestalla salvó un punto justo al final, frente al Barcelona sacó unas tablas también a cero que le supieron a poco. Esta ocasión, como le ocurrió, por ejemplo, contra el Valladolid o el Betis, volvió a desperdiciar su dominio y ocasiones y cedió el tercer empate del curso liguero en el Santiago Bernabéu.

Zinedine Zidane contó de entrada para el ataque con los jóvenes brasileños Rodrygo Goes y Vinicius junto al francés Karim Benzema. El croata Luka Modric recuperó la titularidad ante la baja por sanción del brasileño Casemiro, cuyo compatriota Militao formó en el centro de la zaga junto a Sergio Ramos.

Mandó, controló, presionó el Real Madrid. Pero todo acabó siendo fuego de artificio ante Unai Simón. Entre las maderas -tres balones-, las intervenciones del meta del Athletic y la falta de acierto volaron dos puntos.

El conjunto vizcaíno, uno de los que menos goles ha encajado en lo que va de Liga, agradeció tales circunstancias para marcharse con un empate que le mantiene a las puertas de Europa. Le faltó, no obstante, más atrevimiento en el despliegue para meter más miedo al Real Madrid, al que se le va el Barcelona y se le acercan sus perseguidores, Sevilla, que ganó el sábado en Mallorca, el Atlético de Madrid y la Real Sociedad, vencedores del Betis (1-2) y de Osasuna (3-4) también como visitantes.

El argentino Ángel Correa desatascó al Atlético en el Benito Villamarín. Su salida fue providencial. Poco después -poco más de minuto y medio- de saltar al césped robó un balón a Álex Moreno y abrió la lata (m.58). Completó su actuación con una asistencia a Álvaro Morata, que sentenció con un taconazo (m.84) cuando en la primera parte no supo aprovechar una ocasión clamorosa.

El Betis, que había forzado la máquina y rozó incluso el empate con un balón al palo de Sergio Canales, no tuvo más remedio que doblar la rodilla pese al tanto en la prolongación de Marc Bartra. El Atlético puso así fin a su sequía lejos del Wanda Metropolitano. No ganaba como visitante desde el 25 de septiembre.

El noruego Martin Odegaard brilló con luz propia en el festival de El Sadar, donde la Real Sociedad se llevó tres puntos de gran valor, con festival de inicio y susto al final ante la reacción de Osasuna.

En menos de media hora, el nórdico lideró al conjunto de Imanol Alguacil a un 0-3 espectacular con tantos de Mikel Oyarzábal, Cristian Portu y el propio Odegaard. La Real Sociedad era un vendaval y justificaba el temor del técnico local, Jagoba Arrasate.

Sin embargo, los errores atrás le impidieron ganar con facilidad. Aridane Hernández y el argentino 'Chimy' Ávila, al final del primer tiempo y al inicio del segundo, apretaron la contienda. La reacción osasunista quedó frenada por la expulsión de Facundo Roncaglia y el gol del sueco Alexander Isak.

La segunda y última acometida navarra la certificó el segundo tanto del día de 'Chimy' Ávila, también de bella factura, pero, aún con esos apuros finales, la Real Sociedad pudo mantener un triunfo que le deja quinto, a un punto del Atlético y a tres del Sevilla.

La jornada fue más que propicia para el Leganés de Javier Aguirre. Superó a un rival directo como el colista Espanyol (2-0) y Celta y Mallorca, que se debaten a un lado y otro de la orilla del peligro, también cayeron, el cuadro vigués también este domingo en el feudo del Levante (3-1) y el balear el sábado en casa contra el Sevilla (0-2).

El Mallorca se mantiene como referencia para la salvación, con un punto de ventaja sobre el Celta y el Leganés, que ha encadenado tres partidos sin perder (dos victorias), está ya a tan solo dos, mientras que el equipo espanyolista queda hundido a cinco.

El acicate moral que ha supuesto la llegada de Aguirre al conjunto pepinero ha sido determinante. Un equipo que transitaba casi sin alma ha experimentado una progresión geométrica. Es un equipo que cree en sí mismo y que sabe cómo manejar los partidos. De momento el Leganés parece que es el único de los de abajo al que el relevo en el banquillo le ha funcionado.

El danés Martín Braithwaite, a los once minutos, y el marroquí Youssef En-Nesyri liquidaron al equipo de Pablo Machín, que no da con la tecla ni encuentra soluciones. Para colmo de males abrirá el año con un derbi ante el Barcelona, al que no gana en Liga desde hace más de una década.

Duras son las Navidades también para el Celta tras perder en el Ciutat de Valencia frente al Levante, donde su técnico, Óscar García Junyent, no pudo estar por motivos personales y el equipo fue dirigido por su hermano Roger García, segundo entrenador. Tenía la opción de salir de la zona de descenso y no la aprovechó.

Se adelantó pronto el conjunto vigués con un tanto de Iago Aspas (m.12) al resolver en el segundo palo un saque de esquina, pero sucumbió a la furibunda reacción levantinista en el segundo tiempo. Un doblete de Roger Martí (m.60 y 70) y una diana de Borja Mayoral (m.91) sepultaron sus ilusiones y consolidan al cuadro de Paco López en el ecuador de la tabla.

Etiquetas
Comentarios