Despliega el menú
Fútbol

La oportunidad que da la Copa del Rey

El nuevo formato del torneo, con eliminatorias a un solo partido, dará opciones a que algunos equipos aragoneses tumben a históricos como Depor y Rayo Vallecano.

Los jugadores del Tarazona festejan un gol.
Los jugadores del Tarazona festejan un gol.
Víctor Royo

El nuevo formato de la Copa del Rey supone que este año la ilusión y las posibilidades de que los equipos humildes consigan tumbar a los grandes o históricos del fútbol español se multipliquen. Las eliminatorias a un solo partido en una competición que tan buenos recuerdos trae a los aficionados blanquillos, ya que el Real Zaragoza es el sexto con más entorchados coperos, con seis títulos, darán en esta edición la oportunidad de que David tumbe a Goliat, o lo que es lo mismo, que los equipos de divisiones inferiores consigan derrotar a los de Primera, y, cuando entren en la competición, a los conjuntos que disputan competiciones europeas.

En esta ocasión, tres son los equipos ‘humildes’, sin contar a Real Zaragoza y SD Huesca, que lucharán por lograr el pase en la Copa del Rey. El CD Ebro, de Segunda B, se mide hoy a partir de las 19.30 al UP Langreo, de su misma categoría en el que es el duelo copero más igualado de los equipos aragoneses. Sin embargo, la SD Tarazona y el Illueca sí podrán tratar de derrotar a dos clubes históricos del fútbol español. El conjunto turiasonense recibe la visita del Rayo Vallecano (20.15), tras el aplazamiento de su partido del pasado domingo ante el Albacete. El Tarazona se enfrenta un equipo que acumula 18 temporadas en Primera División, mientras que el Illueca se mide al Depor, con 46 campañas en la máxima categoría. Los illuecanos reciben a un conjunto gallego que está en horas bajas como colista de Segunda y sumido en una crisis institucional. Oportunidad inmejorable de tumbar a todo un gigante.

El Tarazona desafía a la lógica frente al Rayo

Cada 27 de agosto, Tarazona estalla de júbilo con la salida del Cipotegato. Este martes, la localidad turiasonense vivirá un nuevo día grande, histórico y sin precedentes, cuando dispute por primera vez una eliminatoria de la Copa del Rey de fútbol. Los aragoneses, del mismo modo que el Illueca, desafiarán a la lógica para intentar vencer al Rayo Vallecano, de Segunda División, que el curso pasado militó en la máxima categoría del fútbol español y que llegará a la cita tras la polémica suspensión de su último encuentro ante el Albacete por los insultos racistas al futbolista Zozulya.

Son incalculables los kilos de tomate que se podrían comprar para lanzar al mítico personaje con los 19 millones de euros que tiene el Rayo de límite salarial. El apartado económico es, entre otras, una de las múltiples diferencias que ofrece el desigual encuentro de este martes en Tarazona, donde, a pesar de la previsión de lluvia, se espera congregar a más de 2.000 aficionados. El Rayo, que este último curso ha superado la barrera de los 10.000 abonados, viaja con el firme objetivo de avanzar a la siguiente ronda. "Tenemos información del Tarazona. Están haciendo muy bien las cosas en su categoría y desconocemos su campo. Hemos entrenado en artificial para tener más cercanía a lo que vamos a encontrarnos, queremos pasar de eliminatoria", advierte su técnico, Paco Jémez.

El partido enfrentará a un equipo, el aragonés, que ansía alcanzar la Segunda División B por primera vez en su historia frente a otro, el vallecano, que acumula casi 20 temporadas en Primera División, habiendo disputado, incluso, unos cuartos de final de la antigua copa de la UEFA en la temporada 2000-01.

El técnico local, David Navarro, se aferra a las mínimas opciones que dispone su equipo de superar la eliminatoria. "Queremos disfrutar a través de la competición y con ese sueño de pensar: ¿y por qué no? Sabemos que es difícil, pero el fútbol es muy caprichoso y pueden suceder muchas cosas. Sabiendo de la dificultad, creo que tenemos alguna posibilidad, muy pocas, pero las vamos a apurar al máximo", avisa.

Tras una dilatadísima trayectoria como entrenador, David Navarro y su plantilla afrontan el choque repletos de ilusión. "Para todos los que no hemos sido futbolistas profesionales, es ese partido que siempre has soñado. Tenemos mucho a ganar y poco a perder, lo que nos convierte en un equipo más peligroso. A nivel personal es una oportunidad de alcanzar esa repercusión que el día a día no te da, pero mi mente se concentra en lo importante: que los jugadores se encuentren lo más seguros y confiados posible", afirma.

Illueca sueña con tumbar al Deportivo en una cita histórica

Habría que meter once veces la población de Illueca (2.924 habitantes) para llenar el estadio de Riazor, con capacidad para 32.660 espectadores. A la inversa, la operación es matemáticamente imposible: no hay manera de ubicar a los más de 244.000 habitantes de La Coruña en el coqueto campo de fútbol Papa Luna de la localidad zaragozana, con un aforo de entre 500 y 700 personas, que en las grandes citas como la de este martes roza el millar de aficionados. Allí se verán las caras hoy (19.00) el conjunto aragonés y el Deportivo de la Coruña, sumido actualmente en una profunda y grave crisis de resultados, en la primera eliminatoria de la novedosa Copa del Rey 2019-2020.

Por presupuesto (el conjunto coruñés cuenta con un límite salarial de 11,3 millones de euros), historia (fundado en 1906), palmarés (una Liga, dos Copas del Rey y tres Supercopas de España en sus vitrinas), pero, sobre todo, por sentido común, la empresa se presenta prácticamente inabordable para el CF Illueca. Pero ahí, donde no llegan ni las matemáticas, ni muchísimo menos la lógica, es donde reside la magia de este deporte. Una hazaña heroica que, por increíble que parezca, no es ni mucho menos imposible; y, si no, que se lo pregunten al Alcorcón de Anquela

El técnico local, Javier Romero, tiene clara la hoja de ruta para tumbar a un Depor, colista y camino de Segunda B, al que una victoria en Illueca no le sacaría de ningún apuro, pero una derrota agravaría todavía más su delicada situación. "Es un partido único, no solo para Illueca, sino también para toda la Comarca del Aranda. Debemos disfrutar y competir. Tenemos que hacer las cosas bien e, insisto, competir como venimos haciéndolo. Esto es fútbol y no vamos a renunciar a nada. A ilusión, desde luego, no nos van a ganar", advierte el entrenador, que afrontará su cita más especial en un banquillo. "Queremos hacer lo máximo que esté en nuestras manos. El grupo está fuerte, con ganas de darnos una alegría", confiesa Romero.

El Ebro buscará seguir en la Copa en un duelo igualado

El CD Ebro se enfrenta hoy (19.30) a un rival de su misma categoría: el UP Langreo. El conjunto arlequinado jugará en la localidad asturiana de casi 40.000 habitantes el duelo más igualado que tendrán que hacer frente los equipos aragoneses en esta ronda de la Copa del Rey, ya que el Langreo compite también en Segunda División B, en este caso, en el grupo primero.

Ambos combinados comparten además de la categoría, la posición en sus respectivos grupos, al menos de manera momentánea. Los dos equipos son decimocuartos y tienen también 20 puntos cada uno. La igualdad reina en este enfrentamiento. Los de Manolo Sanlúcar llegan a este choque después de haber conseguido tumbar al Castellón, que llegaba líder al Pedro Sancho, por un 2-1 en el que el equipo zaragozano mostró mucha autoridad y se sobrepuso a una racha de seis partidos consecutivos sin conocer la victoria.

Por su parte, el UP Langreo viene de caer derrotado por un contundente 3-0 ante el Racing de Ferrol, dirigido este por un viejo conocido del cuadro arlequinado: Emilio Larraz. El equipo asturiano fue derrotado tras una racha de cinco partidos sin perder, en los que sumó 13 puntos de 15 posibles al derrotar a Las Palmas Atlético, Rayo Majadahonda, San Sebastián de los Reyes y Coruxo, y empatar a cero con el Pontevedra.

Etiquetas
Comentarios