Despliega el menú
Fútbol

Fútbol

Juan Pérez, el sexto jugador de Almudévar que llega a Primera División

El guardameta altoaragonés debutó con Osasuna en la victoria a domicilio de los navarros frente al Espanyol por 2-4.

Juan Pérez, en su debut con Osasuna.
Juan Pérez, en su debut con Osasuna.
LFP

Almudévar, una localidad que no alcanza los 2.500 habitantes censados, puede presumir de ser la cuna de, hasta el momento, seis jugadores de Primera División. A Encontra, los hermanos Javier y Miguel Planas, Emilio Lacruz y Juan Carlos Justes se les unió el domingo Juan Pérez. El joven guardameta de 23 años fue el encargado de defender la portería de Osasuna en la victoria a domicilio de los navarros sobre el Espanyol (2-4).

Con Rubén Martínez, el arquero con vitola de titular aún lesionado tras sufrir un esguince de rodilla tres jornadas atrás, el rol de Juan Pérez había pasado a ser el de suplente de Sergio Herrera. Sin embargo, durante el calentamiento en el RCDE Stadium éste sufrió unas molestias musculares y altoaragonés le llegó así la oportunidad de tener su primera experiencia en la élite. Aunque dejó entrever cierto nerviosismo, lógico por otra parte, en líneas generales estuvo seguro e incluso tuvo una parada providencial cuando se acercaba la hora de partido en un cabezazo a bocajarro de Calleri que evitó el empate a dos. El argentino sí que lograría batirle en el último minuto y anteriormente Marc Roca ya lo había hecho de penalti transformando el que fue el 1-0. Con su equipo con uno menos tras la expulsión de Roncaglia, supo dormir el juego.

"Es un sueño hecho realidad", manifestó el de Almudévar este lunes en una comparecencia ante los medios de comunicación en la que valoró tanto su debut como su renovación con los rojillos hasta 2022. El cancerbero explicó que, aunque no se lo esperaba, "siempre hay que estar preparado para jugar" y que intentó "evadirse" de todo lo que rodea a un partido de Primera División. Pérez reconoce que no va a tener fácil volver a jugar aunque seguirá poniéndolo "todo". "Es complicado, pero al final eres joven y tienes que tratar de aprender de dos porterazos por si llega la oportunidad", expuso. 

Juan Pérez es un producto de la cantera de la SD Huesca, cuya camiseta vistió tanto en cadetes como en juveniles. Estando aún en éste último estadio formativo pasó a la disciplina del Osasuna. Tanto en la campaña 2016-17 como en la 2017-18, estuvo encuadrado en el filial de los navarros y ya la temporada pasada formó parte del primer equipo ayudando en el ascenso a Primera División. Fue el meta titular en las dos primeras jornadas, resueltas con una derrota frente al Mallorca (1-0) y un empate con el Elche (1-1) y también se situó bajo los palos en la eliminatoria de Copa en la que los de Arrasate fueron eliminados por el Reus (1-2).

La trayectoria de Pérez resulta diferente a la del resto de sus vecinos, que tienen en común el hecho de haber hecho su debut en la élite vistiendo la camiseta del Real Zaragoza. El camino lo abrió José María Encontra que compartió vestuario con los ‘Magníficos’ durante cuatro campañas y alzó dos copas del Generalísimo y la de Ferias. También perteneció al Valladolid, aunque con los castellanos solo jugó en el torneo del KO y en Segunda División tuvo minutos con el Sporting, el Recreativo y el Alavés.

Tras Encontra, cogieron el testigo los hermanos Planas. Miguel, el mayor, formó parte del primer equipo blanquillo entre 1966 y 1969. En la 1971-72 hizo las maletas rumbo al Castellón, de Segunda División, para lograr el ascenso y continuar a orillas del Mediterráneo dos cursos más en la máxima categoría antes de volver al fútbol de plata de la mano del Burgos.

El recorrido de Javier fue más extenso. Tras foguearse en Segunda con el Langreo pasó a actuar como local en La Romareda en el ejercicio 1968-69 y allí permaneció hasta 1977. Vivió dos descensos, pero también el histórico subcampeonato de liga de 1975 dentro de una temporada en la que llegó a ser internacional.

Emilio Lacruz desembarcó desde el Huesca en la 1971-1972, campaña en la que el Real Zaragoza compitió en Segunda. Tras lograr la vuelta a la élite se mantuvo en la disciplina blanquilla hasta 1974 desde donde marchó al Levante.

Juan Carlos Justes debutó en Primera División a los 19 años en un Sevilla-Zaragoza (5-0) de la jornada 32 de la liga 1981-82. Ya a partir de 1983 se asentó en el primer equipo, ganó la Copa del Rey de 1986 y en 1989 se marchó al Sporting, donde todavía compitió en la élite hasta 1992. Finalmente acabaría recalando en el Huesca en la 1996-97.

Etiquetas
Comentarios