Despliega el menú
Fútbol

fútbol femenino

Rubiales: "La RFEF garantizaba el salario mínimo a las jugadoras de fútbol femenino"

Más allá del proyecto de La Romareda, Rubiales también habló este jueves de la polémica que gira en torno a la puesta en marcha de un convenio colectivo para las jugadoras de la Primera División femenina

Reunión mantenida este jueves entre Lambán y Rubiales.
Reunión mantenida este jueves entre Lambán y Rubiales.
Gobierno de Aragón

Durante su visita "de cortesía" a Zaragoza, el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, también habló este jueves de la polémica que gira en torno a la puesta en marcha de un convenio colectivo para las jugadoras de la Primera División femenina. Tras un año de tensas y arduas negociaciones, las conversaciones se rompieron definitivamente el pasado lunes, cuando, tras un último encuentro entre las partes involucradas (Asociación de Clubes de Fútbol Femenino y sindicatos AFE, Futbolistas ON y UGT) en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje, se confirmó la convocatoria de una huelga indefinida en la jornada novena de liga, a disputar el fin de semana del 16 y 17 de noviembre. 

"La RFEF ha mostrado su apoyo tanto a las jugadoras como a los clubes. Pero no ahora, sino a principios de año, cuando ofrecimos una financiación a los clubes que estaba cuatro o cinco veces por encima de lo que aceptaron por ser televisados por el grupo Mediapro. Algunos eligieron cobrar ciento y pico mil euros en lugar de 600.000 (Primera División) y 0 euros en lugar de 100.000 (Segunda División), como es el caso del Zaragoza Club de Fútbol Femenino", recordó este jueves por la mañana Rubiales, solicitando que los clubes que no aceptaron su propuesta expliquen el motivo. 

"Ellos tendrán que aclarar por qué eligieron esa opción. Les puedo asegurar que el salario mínimo que ahora piden los sindicatos estaría garantizado y sobrarían miles de euros para que siguiesen creciendo en márquetin o estructura", remarcó el máximo dirigente de la RFEF, antes de entrar a valorar posibles soluciones para desenquistar la situación.

"Mirar atrás ya no sirve de nada. Por eso el 1 de octubre, antes de que se confirmase la huelga, convocamos a las jugadoras, a la asociación de clubes y a los sindicatos a un encuentro a celebrar el próximo 6 de noviembre. Y es que el conflicto ya existía, independientemente de que hubiese huelga o no", añadió, para concluir adelantando que las distintas partes deberán aceptar las soluciones que se les propongan. "Si no es así, nos apartaremos. Porque en su momento ya nos dijeron que nos apartásemos", zanjó Rubiales.

La situación del Zaragoza CFF

A comienzos de septiembre, poco antes del arranque de la temporada, el Zaragoza Club de Fútbol Femenino acusó a la Federación Aragonesa de Fútbol (FAF) de "trato discriminatorio por razón de sexo" y denunció que la entidad, formada por alrededor de 150 jugadoras entre el primer equipo y las categorías base, había sido expulsada del estadio Pedro Sancho para "introducir" allí al CD Ebro. "Nos han puesto encima de la mesa un contrato con unas condiciones inasumibles, que consistían en casi duplicar el importe del año anterior (25.000 a 42.000 euros)", explicaban en un comunicado que ayer fue rotundamente desmentido por Luis Rubiales.

"Vamos a contar bien todo. Este club se benefició durante muchos años de una situación privilegiada. Tanto las licencias como todo aquello que tenían a disposición y los pagos que tenían que hacer eran privilegiados respecto al resto. Después firmaron un convenio y, al día siguiente, publicaron una nota con cuestiones que atentaban contra la verdad. Por ello, el presidente de la FAF (Óscar Fle), con pleno respaldo de la RFEF, puso el caso en manos de su abogado", indicó Rubiales.

"A partir de ahí, hay un club -por el Zaragoza CFF- que tenía la posibilidad de recibir 100.000 euros de la RFEF por medio de la cesión de sus derechos de televisión y prefirió recibir 0 euros. Me gustaría que la gente sepa cuánto han pagado en relación a lo que debían de pagar y, en cambio, cuánto han cobrado tanto a las chicas que forman parte del club como por el uso de las instalaciones que les reportaban decenas de miles de ganancias", prosiguió, instantes antes de mencionar una salida al conflicto.

"La solución está en que actúen con responsabilidad los directivos de ese club. Durante años, la FAF ha actuado con una tremenda generosidad, cobrándoles menos que a nadie, pero no se puede permitir que mientan. La única manera de que eso se revierta es que haya una disculpa, que se retiren las falacias y acusaciones. A partir de ahí, la gestión es de la FAF, que ha actuado con honestidad y generosidad durante muchos años", finalizó.

Etiquetas
Comentarios