Fútbol

fútbol femenino

La DGA y el Ayuntamiento intentan mediar en el conflicto entre el Zaragoza Club de Fútbol Femenino y la Federación

La Federación no deja entrenar a los equipos de la base del ZCFF en sus campos y pide una disculpa por las acusaciones de "sexismo". El club mantiene sus críticas y les acusa de incumplimiento de contrato. Este jueves las chicas entrenarán en otros campos de la ciudad.

La Federación Aragonesa de Fútbol no dejó entrenar el martes a los equipos de la base del ZCFF en sus campos.
La Federación Aragonesa de Fútbol no dejó entrenar el martes a los equipos de la base del ZCFF en sus campos.
HA

El enfrentamiento entre el Zaragoza Club de Fútbol Femenino (el único club de fútbol femenino en Aragón, con nueve equipos y unas 150 jugadoras) y la Federación Aragonesa de Fútbol ha estallado públicamente esta semana con duras acusaciones cruzadas y está afectando a los equipos de la base. El martes por la tarde, día de inicio de los entrenamientos de los equipos de la base, la Federación no les dejó entrenar en sus campos como estaba previsto y como tienen firmado en un contrato. Este jueves por la tarde, como medida provisional, los equipos de chicas entrenarán en otros campos (en el Parque Deportivo Ebro y en el campo Mudéjar).

Mientras, la DGA y el Ayuntamiento de Zaragoza están intentando mediar en el conflicto. Esta semana ha habido contactos entre el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Felipe Faci, y la concejala de Deportes, Cristina García, con el club y con la federación. Este viernes hay prevista una reunión del consejero con el presidente de la Federación, Óscar Fle. Aunque ninguna de las dos instituciones tiene capacidad de decisión sobre este tema, ya que los campos ubicados en el Actur son propiedad de la Federación Española de Fútbol, gestionados por la Federación Aragonesa.

Cruce de acusaciones

Las posiciones entre el club y la Federación siguen muy enconadas, y no ha habido ninguna reunión entre ellos desde el martes por la tarde. El club publicó un comunicado el lunes en el que acusaba a la Federación de "discriminación sexista" por "echar" a su primer equipo de la instalación para favorecer a un equipo masculino de Segunda División B (el Ebro). El martes, la Federación no dejó entrenar a los equipos de la base (desde categoría Benjamín hasta Territorial) y exigió una disculpa pública y una rectificación. El miércoles, la Federación publicó otro comunicado en el que acusaba al club de "injurias, mentiras y falsedades". "Ante la acusación tan grave, infundada y falsa, por tanto injusta, la Junta Directiva ha decidido que hasta tanto no se repare tamaña afrenta las instalaciones federativas estarán cerradas para todos los equipos de su Club", aseguraban.

De momento, los equipos de niñas de la base van a empezar sus entrenamientos -y previsiblemente sus partidos cuando empiecen las ligas- en los campos del Parque Deportivo Ebro y el Campo Mudéjar (anexo al Olivar). El primer equipo (semiprofesional, en la categoría Primera División B) va a entrenar y jugar en el campo municipal de Villanueva de Gállego. Este domingo juegan allí su primer partido de liga frente al Rácing Féminas, a las 12.00.

"Nos han injuriado gravemente. Nosotros apoyamos el fútbol femenino y hemos dado muchas facilidades a este club. No dejaremos que sus equipos entrenen en nuestros campos hasta que no haya una disculpa en condiciones. Y el primer equipo podría compartir la instalación con el Ebro. Estamos dispuestos a hablar pero la situación está muy enquistada", ha asegurado este jueves por la mañana a Heraldo el presidente de la Federación Aragonesa, Óscar Fle.

"No tenemos nada que rectificar de nuestro comunicado inicial. La Federación está discriminando a nuestro club e incumpliendo el contrato que tenía firmado con nosotros para los equipos de la base. Confiamos en que se pueda solucionar la situación y todos nuestros equipos puedan volver a entrenar y jugar juntos en los campos de la Federación", ha afirmado el vicepresidente del club, Rubén Alcaine.

"El consejero se ha puesto en contacto con los responsables de ambas instituciones con el objetivo de que lleguen a un acuerdo sobre las diferencias que puedan tener, poniendo por delante el interés de las jugadoras y del fútbol", aseguran desde Deportes de la DGA.

Etiquetas
Comentarios