Despliega el menú
Fútbol

Arranca el juicio del Levante-Zaragoza

Los futbolistas no han realizado declaraciones a la entrada al juzgado, solo Agapito Iglesias ha declarado que "por supuesto" se considera inocente de unos cargos que pueden suponer entre dos y cuatro años de cárcel.

Arranca el primer gran juicio al fútbol español. La Ciudad de la Justicia de valencia acoge este martes el juicio por el presunto amaño del partido que disputaron el Levante UD y el Zaragoza en 2011. Se trata del primer juicio en la que se juzga a jugadores y directivos de diversas entidades por corrupción deportiva.
Arranca el primer gran juicio al fútbol español. La Ciudad de la Justicia de valencia acoge este martes el juicio por el presunto amaño del partido que disputaron el Levante UD y el Zaragoza en 2011. Se trata del primer juicio en la que se juzga a jugadores y directivos de diversas entidades por corrupción deportiva.

Los 36 futbolistas acusados del posible amaño del encuentro entre el Levante y el Real Zaragoza en 2011, durante la etapa de Agapito Iglesias al frente del club, han comenzado a llegar a la Ciudad de la Justicia de Valencia, poco antes de las nueve de la mañana, para asistir a la primera jornada del juicio.

Entre los primeros en llegar estuvieron por parte de aquella plantilla del Real Zaragoza Toni Doblas, Leo Franco, Gabi Hernández o Ander Herrera y por la del Levante Juanfran Garcia, Manolo Reina, Vicente Iborra, Javi Venta, Sergio Ballesteros o Xavi Torres.

También entró el técnico mexicano Javier Aguirre, entonces entrenador del Zaragoza, acusado también como el entonces presidente del club, Agapito Iglesias, y varios directivos de la entidad.

Los futbolistas no han realizado declaraciones a la entrada, solo Iglesias ha declarado que "por supuesto" se considera inocente de unos cargos que pueden suponer entre dos y cuatro años de cárcel.

La Fiscalía Anticorrupción y las acusaciones particulares, LaLiga y el Deportivo de La Coruña, sostienen que el Zaragoza, que también está acusado como entidad jurídica, ingresó casi un millón de euros en las cuentas de sus jugadores que habrían sacado ese dinero de sus cuentas y se lo habrían entregado a los futbolistas del Levante, para garantizarse ganar un encuentro que les permitió quedarse en Primera.

Aunque en un principio la titular de Instrucción 8 archivó el caso, la Audiencia Provincial ordenó su reapertura y lo abocó a un juicio que será el primer gran juicio por el posible amaño de un partido en España.

Está previsto que los abogados de los futbolistas, especialmente los que están en activo, soliciten que sólo tengan que asistir el día que tengan que declarar.

Etiquetas
Comentarios