Despliega el menú
Fútbol

fútbol

El Club Deportivo Oliver prescinde de su equipo femenino de Segunda División

El club zaragozano "lamenta la situación" que achaca a la falta de apoyos económicos y las jugadoras critican que "nadie se ha dignado a comunicarnos nada, ni la decisión final" cuando la pretemporada iba a comenzar en quince días.

Las jugadoras del CD Oliver celebran un gol en un partido del pasado curso en Segunda División
Las jugadoras del CD Oliver celebran un gol en un partido del pasado curso en Segunda División
Daniel Marzo

La aventura del equipo femenino de fútbol del Club Deportivo Oliver en Segunda División ha durado una temporada. La entidad zaragozana ha decidido "prescindir" de su escuadra como apuntan las jugadoras, "renunciar" a la categoría como define el club, que se ganó el curso pasado la permanencia en la división de plata nacional. Un revés para el deporte femenino de la ciudad en esta disciplina, que vive un momento de plena expansión multiplicado por los éxitos de la selección absoluta.

El CD Oliver logró el ascenso a Segunda en la campaña 2018/19, un mayúsculo éxito para un joven plantel formado 100% por jugadoras aragonesas de las tres provincias de la Comunidad, que soñaban con dar ese salto para "progresar y apostar" por el desarrollo del fútbol femenino de la tierra. Tras un arranque difícil, el equipo logró tomarle la medida a la categoría y sellar una permanencia mágica. Las chicas, que jugaban "sin cobrar", como reconocía al comienzo de la campaña 2019/20 su entrenador, David Gimeno, no renunciaban a nada. Y regalaron a su club, que apostó por dar forma a una estructura de fútbol femenino, la salvación.

Finalizada la campaña, las jugadoras se marcharon de vacaciones. Todas esperaban el inicio de la pretemporada, previsto para dentro de dos semanas. Pero, como denuncian en un comunicado que han hecho público a través de las redes sociales, el día 16 de julio, sobre las 22.30, reciben una noticia "de manera extraoficial" de que el CD Oliver no va a seguir con el equipo en Segunda y que les han dejado "en la estacada". "A dos semanas de empezar la pretemporada nadie nos había avisado, ni siquiera dejado intuir, que esto iba a pasar; es la primera noticia que hemos tenido de dicha decisión. Con 16 jugadoras, todas ellas aragonesas, comprometidas e ilusionadas por una nueva temporada de duras semanas de entrenamiento y viajes, y ahora mismo nos encontramos en una situación de impotencia y de enfado. 16 jugadoras, muchas de ellas rechazando propuestas deportivas mejores, que nos quedamos sin equipo", se explica en la nota.

'Éramos el orgullo del club', escuchábamos por los pasillos. Palabras que ahora se demuestran vacías, puesto que nos quedamos sin apoyos"

"Durante estas dos temporadas desde la creación del club femenino, con ascenso incluido después del primer año, sólo hemos recibido palabras de reconocimiento. 'Éramos el orgullo del club', escuchábamos por los pasillos. Palabras que ahora se demuestran vacías, puesto que nos quedamos sin apoyos", lamenta el colectivo, que critica que "nadie se ha dignado a comunicarnos nada, ni siquiera la noticia final". La jugadoras agradecen "a quienes nos han apoyado hasta el final y han creído en nosotras. No podemos decir esto del Club Deportivo Oliver".

Falta de patrocinadores que han hecho el proyecto inviable

Tras esto, la entidad aragonesa se ha apresurado a dar sus explicaciones y los motivos que le han llevado a "esta tesitura". El club pone en contexto y asegura que la creación del equipo, en la campaña 2017/18, llevaba implicada "la llegada de unos patrocinadores" que harían el proyecto factible y viable, pero que "no han aparecido". Aún así, el club apostó por el equipo femenino. Se queja de que la junta directiva "no ha recibido" ninguna ayuda económica ni subvención institucional. Y aclara que los gastos, entre los que se incluyen cuotas de jugadoras, desplazamientos, fianzas federativas, sanciones, manutención de viajes, mutualidades, entrenadores, arbitrajes, servicio de fisioterapia…. "han sido sufragados con recursos propios" del CD Oliver "sin repercusión ninguna sobre las jugadoras os o sus familias".

El club asegura que "hasta el último segundo" se han mantenido contacto con otras entidades "del más alto nivel, tanto público como privado" para buscar una salida, pero "no se ha recibido respuesta". Y que, tras "lamentar esta situación", la junta directiva se ha visto en la obligación de presentar el comunicado de renuncia a la competición femenina (Segunda División PRO) porque no puede "hipotecar el presente y el futuro de un club de 65 años, en el que juegan más de 450 deportistas". Pero que ha roto la ilusión de un grupo de futbolistas que se habían ganado en el campo demostrar su clase a nivel nacional.

Etiquetas
Comentarios