Despliega el menú
Fútbol

La Audiencia Nacional confirma la absolución de Sandro Rosell

La Sala descarta que el fallo absolutorio fuese insuficiente o irracional, como decía Fiscalía. 

Sandro Rosell
El expresidente del F.C. Barcelona, Sandro Rosell, a su llegada a la Audiencia Nacional.
Efe

La Sala de Apelación de la Audiencia Nacional ha confirmado la sentencia de la Sección Primera que el pasado mes de abril acordó la absolución del expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell, su socio Joan Besolí y otras cuatro personas juzgadas en febrero de este año por delitos de organización criminal y blanqueo de capitales, que había sido recurrida por la Fiscalía. 

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, desestima así las pretensiones del Ministerio Público y califica de "acertados" los fundamentos jurídicos que llevaron al tribunal a absolver también a la mujer de Rosell, Marta Pineda; y sus socios Andrés Ramos, José Colomer y Sahe Ohannessian, apoyándose en que se generaba una duda sobre las actividades económicas objeto de sospecha lo suficientemente razonable como para considerarla en beneficio de los acusados. 

  

"La resolución absolutoria recurrida ni adolece de insuficiencia ni de falta de racionalidad en su motivación fáctica ni se aparta de forma manifiesta de las máximas de la experiencia, ni omite razonamientos sobre extremos probatorios relevantes, sino antes al contrario, al ejemplo y esfuerzo en su motivación, añade la exteriorización de una versión que no coincide con la del Fiscal, pero que debe prevalecer sobre la de esa parte, porque en eso consiste en definitiva la opción neutral y más convincente por una de ambas versiones, que es enjuiciar, máxime en un caso tan complejo", dice la sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Eloy Velasco. 

  

Conforme detalla, la Fiscalía de la Audiencia Nacional había recurrido el fallo al entender que la Sección Primera había realizado "una valoración incorrecta de la prueba" y motivado los hechos "de una manera insuficiente e irracional", ya que lejos de absolver por una interpretación en favor del reo lo estaba haciendo por "no justificar el origen de esa duda".

Etiquetas
Comentarios