Despliega el menú
Fútbol

Islas Feroe 1-4 España

España entra en calor ante Islas Feroe

La selección vence sin dificultad y mucho esfuerzo en el pequeño archipiélago y llega como líder de grupo al duelo ante Suecia.

La selección celebra uno de los goles
La selección celebra uno de los goles
EFE/EPA/JENS KRISTIAN VANG

España cumplió con su cometido en el puerto de Thor. Hizo valer su mayor calidad y se impuso sin un gran esfuerzo a Islas Feroe como preparativo del duelo del próximo lunes ante Suecia, al que llegar líder de grupo con 9 puntos. La visita al pequeño archipiélago le sirvió para recuperar tono muscular a varios de sus jugadores, como Sergio Ramos, si bien su endeble rival permitió a Luis Enrique -ausente pero en comunicación con Robert Moreno- reservar a la mayoría de sus titulares para la cita del Bernabéu, que se antoja más decisiva que la de Torshvan.

Lo más positivo es que regresó a Madrid sin lesionados, con varios goles para recuperar el ánimo, sabiendo que sus laterales pisan área con acierto y sabiendo que aún tiene margen de mejora. Debe pulir varios aspectos para recuperar su sitio de potencia a nivel mundial. Ofensivos, por ejemplo la precisión en la definición. Solo acertó a meter entre palos 8 de sus más de 20 remates. A nivel defensivo, deberá trabajar especialmente su repliegue en las transiciones rivales y, sobre todo, la estrategia. Aspecto especialmente importante cuando te mides, en el mismo grupo, a tres equipos nórdicos, especialistas a balón parado. Ante Noruega en Valencia encajó de penalti después de un córner y en suelo feroense recibió un gol en un saque de esquina.

Seguro que esas fueron las notas que sacó desde Barcelona el seleccionador asturiano que volvió a ver desde la distancia un triunfo de La Roja ante un débil rival en un escenario realmente particular, que devolvió al grupo a sensaciones casi olvidadas. El césped artificial, las botas de multitacos, la ausencia de una grada detrás de una portería y una tribuna lateral que está de obras evocaba al fútbol más modesto casi olvidado por jugadores que viven en la élite desde hace años. Era como un duelo amateur, uno de esos que se puede ver en cualquier campo nuestro territorio un fin de semana con aspirantes a futbolistas jóvenes y otros que lucen incipientes barrigas y calvicie.

Desde el primer momento todo fue cuesta abajo. En la primera que tuvo España, en un córner, marcó Ramos de cabeza. El gol fue como inesperado, de hecho Gestsson, el suplente de Nielsen parecía que estaba despistado cuando cabeceó el central, que volvía tras dos meses. El meta intuía un mal día, pero lo peor para él estaba por venir. La charanga que estaba a su espalda con algo menos de 100 hinchas vestidos de blanco, llamada Skansin y que bailaba incluso la música del Tetris sin importar el marcador, silenció sus instrumentos quizá porque no esperaba encajar en el primer remate.

Ramos, el insaciable

No hubo ni gritos de lamento local ni tampoco de extrema alegría visitante, donde Robert estaba de pie con unos pantalones vaqueros y una cazadora negra que hacían resaltar más sus deportivas blancas. Como en los campos de fútbol amateur, se escuchó a los jugadores en la lejanía y el silbido del árbitro albanés, con unas medias fucsias muy de colegiado valiente de sábado por la mañana.

A Ramos, que lleva toda la vida compitiendo, no le importa la entidad del rival ni la superficie. Nadie ha ganado tanto como él y además es el máximo goleador de la era Luis Enrique. Marcó y rozó el gol en otras dos ocasiones de manera muy clara. No debería ser su misión, que es la defender. De hecho, Olsen podrá contar que marcó un gol a España a la salida de un córner y que incluso le hizo un regate al capitán de la selección y el Madrid pero que su pase lo sacó Mario Hermoso cuando Frederiksberg ya contaba con el gol. Dentro de unos años será una batallita que contará un señor mayor en un bar feroense, probablemente en el Hat-trick donde acuden los hinchas futboleros más pasiones.

Cazorla, capitán... general

Allí se suelen juntar los aficionados del Liverpool, a los que seguro les dolió el 0-2, marcado por un Jesús Navas - que también dedicó el gol al fallecido Reyes- recuperado para la causa como Cazorla. Ambos estuvieron a buen nivel, sobre todo el asturiano, lo que uno no sabe si es buena o mala noticia dado que significa que por detrás ninguno mejora a los veteranos. Después del 1-3 y el cómico autogol de Getsson tras un golpeo de Isco al poste se llegó al descanso. Parecía que faltaba el bocadillo de panceta o chorizo, pero los feroenses son más de salmón y perritos calientes.

Se fue Ramos, que llevaba dos meses sin jugar y tampoco era plan de forzarlo en un partido así, y apareció Diego Llorente. El cambio dejó a Cazorla como capitán en su vuelta casi cuatro años después. Estuvo activo, con buenos desplazamientos en largo y marcando el ritmo. Se fue un negado Aspas y Asensio, que buscó el gol sin acierto, encontró un hueco en la zaga para que Gayá marcase, con el exterior del pie y de vaselina, su primer tanto con la absoluta. Con 1-4 decidió Robert Moreno que era buen momento para que se estrenase Fabián Ruiz, que hace tres meses se quedó con las ganas por la gripe A. Un duelo así no sirve para sacar grandes análisis. Islas Feroe, como Malta, apenas pisó el campo rival y Kepa casi no usó sus guantes. Suecia será otra historia.

Ficha técnica

Islas Feroe 1-4 España

Islas Feroe: Gestsson, Rolantsson, Geregersen, Faero, Davidsen, Hansson, Vantsdal (Baldvinsson, min. 74), Hendriksson, Vatnhamar, Frederiksberg (M. Olsen, min. 86) , y K. Olsen (Johannesen, min. 67).

España: Kepa, Jesús Navas, Sergio Ramos (Diego Llorente, min. 46), Mario Hermoso, Gayá, Rodri, Cazorla, Sergi Roberto, Aspas (Asensio, min. 56), Isco (Fabián Ruiz, min. 75) y Morata.

Goles: Enea Jorgji (Albania). Amonestó a Jesús Navas.

Árbitro: 0-1: min. 6. Sergio Ramos. 0-2: min. 18. Jesús Navas. 1-2: Olsen. min. 30. 1-3: min. 34. Gestsson, en propia puerta. 1-4: min. 71. Gayá.

Incidencias: Torsvollur Stadium. 6.000 aficionados ya que una grada lateral estaba en obras y una portería no tenía asientos. Tercer partido de la fase de clasificación para la Euro 2020. El terreno de juego, de césped artificial. Se guardó un minuto de silencio en memoria de José Antonio Reyes, al que Jesús Navas dedicó el 0-2. Santi Cazorla terminó como capitán después de que Ramos -que suma 122 triunfos con España- fuese sustituido en la segunda mitad. Fabián Ruiz debutó como internacional absoluto.

Etiquetas
Comentarios