Despliega el menú
Fútbol

El juez decreta prisión para los futbolistas Raúl Bravo y Carlos Aranda

Castigo que podrán eludir con el pago de una fianza establecida en 100 mil euros para cada uno de ellos.

Los medios de comunicación esperando en el garaje del Palacio de Justicia de Huesca la llegada del furgón con los detenidos en la operación Oikos
Los medios de comunicación esperando en el garaje del Palacio de Justicia de Huesca la llegada del furgón con los detenidos en la operación Oikos
Rafael Gobantes

El magistrado del Juzgado de Instrucción número 5 de Huesca ha decretado prisión provisional para los futbolistas Raúl Bravo y Carlos Aranda, castigo que podrán eludir con el pago de una fianza establecida en 100.000 euros para cada uno de ellos.

Ambos jugadores están siendo investigados como posibles responsables de los delitos de pertenencia a grupo criminal, corrupción en el deporte y estafa en relación con las diligencias abiertas en el juzgado por un presunto amaño de partidos de fútbol.

Para el jugador Iñigo López el instructor ha decretado su libertad provisional y ha establecido para él una fianza de 75.000 euros que el investigado deberá pagar en el plazo de 10 días.

Además, deberá comparecer en el juzgado los días 1 y 15 de cada mes y cuantas veces se le cite, se le prohíbe salir del territorio español, se le retira el pasaporte y se le impone la obligación de comunicar cualquier posible cambio de domicilio.

Iñigo López está siendo investigado en el juzgado por su posible responsabilidad en los delitos de pertenencia a grupo criminal, corrupción en el deporte y estafa.

Etiquetas
Comentarios