Despliega el menú
Fútbol

deporte

Futbolistas abandonan de forma masiva un equipo tras denunciar machismo

Se trata de varias integrantes del equipo femenino del Club Atlético de Leones de Castilla de Guadarrama

mujeres
Imagen de las jugadoras del equipo.
Twitter

Varias integrantes del equipo femenino del Club Atlético de Leones de Castilla de Guadarrama han abandonado el conjunto al denunciar las "desigualdades" que existen entre hombres y mujeres, mientras que la dirección del equipo ha rechazado estas acusaciones.

Las ex futbolistas cifran en una veintena las bajas que se han producido a lo largo de la temporada. Así, apuntan que seis han sido expulsadas por la directiva, y una docena han abandonado el club por discrepancias, más el cese de los dos entrenadores del equipo.

Por su parte, la dirección del Club Atlético de Leones de Castilla ha apuntado a Efe que a lo largo de la temporada se han expulsado únicamente a cuatro integrantes de la sección femenina por una cuestión "disciplinaria", mientras que el cese de los entrenadores se llevó a cabo por "cuestiones deportivas".

El equipo femenino del Club Atlético Leones de Castilla fue creado hace tres años y compite en la Primera Regional Femenina.

Las futbolistas llevan reclamando su situación desde el comienzo de esta temporada al encontrar "ciertas desigualdades" entre el equipo masculino y el femenino, ambos federados, lo que les llevó a tener conversaciones con la junta directiva.

Las jugadoras critican la diferencia de las equipaciones así como la "asignación de vestuarios en función del agua caliente para los chicos". Situación que el club achaca a una "avería".

Otro de los apartados es el pago de las cuotas, ya que las chicas tenían que abonar una cantidad y el equipo masculino estaba exento.

"El club justifica esta y otras desigualdades alegando que el equipo masculino lleva más años que el femenino y por tanto tiene esos privilegios", apuntan.

Las futbolistas explican que una compañera alegó "ciertas actitudes machistas" que no les parecían justas, lo que provocó un "rechazo absoluto" entre la directiva del club, que la expulso de forma inmediata.

El pasado día 9 el club organizó un partido por la igualdad entre el equipo femenino y el juvenil del Madrid CFF. Según las jugadoras, el equipo pidió a la capitana redactar un discurso como represente del conjunto, decisión que fue rectificada por la directiva.

"Tras volver a pedir la palabra respetuosamente al club, y ante la negativa de éste, decide hacer uso de nuestro derecho a no participar en dicho acto si no podemos ejercer la libertad de expresión", recalcan las deportistas.

Asimismo, recalcan que "finalmente, por guardar las apariencias y dar una imagen que no es la real del club y bajo la amenaza de reunirnos el lunes siguiente", les permitieron pronunciar el discurso.

Posteriormente, el día 11 se convocó un encuentro entre la plantilla y la junta directiva en la cual las futbolistas denunciaron "faltas de respeto" e "insultos", lo que desencadenó la expulsión de parte de las jugadoras. El club defiende que estas expulsiones se debieron al "incumplimiento reiterado de sus obligaciones deportivas".

Por su parte, en un comunicado remitido a Efe, la junta directiva califica de "falsas" las acusaciones de machismo.

El equipo especifica que las futbolistas pagan la misma cuota que los jugadores juveniles, una cifra "completamente ridícula" de 165 euros anuales, que "ayuda al sostenimiento" de los equipos. Detallan que en noviembre, con la temporada comenzada, 17 de las 25 jugadoras no habían pagado "aún ni un euro".

Recuerdan que en febrero pasado se reunieron con la plantilla y expulsaron a una de ellas por proferir insultos como "vaya club de mierda".

Asimismo, defienden que en el caso de la expulsión del entrenador y de la capitana, también se ha valorado el haber permitido y fomentado la presencia en el vestuario de una supuesta "psicóloga del equipo", persona que organizaba charlas y actividades de desarrollo personal en los horarios de entrenamiento, todo ello sin conocimiento ni permiso de la Junta Directiva.

La directiva acusa a las jugadoras que han decidido abandonar el club de querer "destruir" el equipo femenino y de presionar a las futbolistas que "libremente han decidido quedarse".

Y anuncia que se reserva el derecho de emprender acciones legales contra aquellas personas o entidades que "haciendo uso de la mentira y la manipulación" fomenten una campaña de desprestigio "contra el buen nombre del club".

Etiquetas
Comentarios