Despliega el menú
Fútbol
Suscríbete

El increíble ascenso del Sala Zaragoza, marcado por "la pasión y la casta"

La capitana del equipo, Marta Alonso, destaca también el papel clave de la afición en la remontada.

Las jugadoras del Sala Zaragoza se abrazan en el partido contra el Colmenarejo, en el que sellaron el ascenso
Las jugadoras del Sala Zaragoza se abrazan en el partido contra el Colmenarejo, en el que sellaron el ascenso
Cintia Sarría

"Pasamos muchos nervios, la victoria fue muy complicada. El Colmenarejo estuvo muy bien en la ida y se superó en la vuelta. Nos sorprendió a todas. Pero teníamos a nuestra afición. Ha sido lo mejor; sólo cabe darle las gracias". Quien pone voz al sentir del vestuario del Sala Zaragoza tras el ascenso a la máxima categoría nacional no es otra que la capitana Marta Alonso, tras finalizar la fiesta de celebración con compañeras y familiares.

Radiante tras cumplir "el sueño" del ascenso, la jugadora zaragozana atribuye a "la pasión y la casta", más que a la táctica, la fulgurante remontada final que permitió la gesta. Estaban virtualmente eliminadas a falta de minuto y medio para el final del partido (4-4), pero el conjunto de Jesús Muñoz completó la proeza al vencer por 6-4. En el año de su 25º aniversario, el Sala Zaragoza sopló las velas con un vigor inusitado: devolviendo a Aragón a la élite.

"Se impusieron las ganas. Nos contagiamos de la emoción y la ilusión que le pone Jesús (Muñoz) a todo", resume con lógica sobre el entrenador y presidente de la entidad. Seis años después de la desaparición del Natudelia tras consumarse su descenso, la Comunidad volverá a poder disfrutar del mejor fútbol sala. La guardiana de la meta aragonesa, Rebeca, hilvana de forma curiosa las trayectorias de los dos conjuntos. Ha militado en ambos.

Tras una brillante temporada regular, el Sala Zaragoza se enfrentaba el domingo a su particular reválida. Quería desquitarse y lograr un ascenso histórico tras fallar su primer tiro, en la temporada 2014-15. Y lo consiguió, épica incluida. Los precedentes invitaban al optimismo: campeonas de Aragón y, más importante, campeonas de su grupo con autoridad manifiesta.

Marta Alonso sitúa a la afición que ha acudido durante la temporada al pabellón de La Granja como uno de los principales artífices de la hazaña. Especialmente a nivel mediático, una puerta a través de la cual se han abierto paso con su talento y esfuerzo como mejor aval: "Nos ha hecho muy visibles". Desde la cotidianidad, han conseguido un billete para competir contra las mejores. "Entrenamos cuatro días a la semana, sin contar el partido. Todas lo complementamos con trabajo o estudios. Hay quienes trabajan por turnos y se tienen que apañar. Yo estoy en una empresa de formación de entrenadores de fútbol sala", afirma la capitana.

Pese a su falta de tiempo, la plantilla ha ofrecido un extraordinario rendimiento que tiene su punta de lanza en la goleadora brasileña Rapha Martins (72 goles). "Le digo ‘estornudas y se te caen tres’ (risas). Sarah nos ha dado mucho equilibrio, el refuerzo de Lioba en enero también ayudó mucho... Cada una ha cumplido su función y ha aportado al saber su rol en el equipo. Todas hemos sido importantes», desgrana.

Mirando a la próxima temporada, la ala-cierre de 32 años explica su receta para consolidarse en la categoría. "La clave es mezclar la ilusión de la juventud con la experiencia de las veteranas que han jugado varias competiciones. No tocar mucho lo que se ha visto que ha funcionado; quizá reforzarlo. El presupuesto mandará. Le será muy útil al Sala Zaragoza los nueve años que Alonso pasó en Primera División en el Soto del Real. Pero, antes de pensar en un reto apasionante, por el momento toca disfrutar de lo conseguido. Se lo merecen.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión