Despliega el menú
Fútbol

El Teruel celebra el 75 aniversario con el ascenso a Segunda B

El empate sin goles en Pinilla frente al Cádiz B le vale al equipo de Dani Aso para dar el salto a la categoría de bronce.

El Teruel logra el ascenso a Segunda B.
El Teruel logra el ascenso a Segunda B.
Javi Domingo

El CD Teruel abrochó en la tarde de este domingo el ejercicio 2017/18 de la forma más brillante posible. El ascenso a Segunda División B no es más que la culminación a diez meses de trabajo, a nueve meses de competición que le sirvieron para coronarse campeón de la Tercera División aragonesa y, tras una eliminatoria tremendamente luchada frente al Cádiz B, obtener el billete hacia la categoría de bronce del fútbol español. En el año de su 75 aniversario, el club mudéjar consigue situar de nuevo su nombre en un escalafón del que descendió hace justo un lustro. El motivo de celebración, por tanto, es doble.

No quiso esperar a segundas oportunidades el Teruel. Tras el 0-1 cosechado en la ida a orillas del Atlántico, el reto no era otro que el de aprovechar el ambiente de Pinilla para redondear la faena. Alrededor de 3.500 personas se citaron en el feudo rojillo para jugar su papel en un duelo marcado muy esperado. Apareció también la lluvia, pero el día gris no pudo con el rojo intenso de un equipo y de una hinchada que acumulaba cinco años esperando que llegara una jornada como esta. Así, en un contexto de intensidad, emoción y fútbol de contacto –que no violento–, supo moverse la escuadra turolense para no encajar un tanto que hubiera puesto las tablas, por lo que el derechazo de Ainoza, siete días atrás, abrió la puerta al cielo de Teruel.

Arrancó el encuentro con el Teruel bien plantado en su campo. Los pupilos de Dani Aso guardaban la posición y el Cádiz B manejaba el balón, aunque con poca profundidad. La primera acción ofensiva de peligro llegó por parte del bando amarillo a los siete minutos. Vallejo salió airoso de la presión de dos defensas en el costado derecho del área turolense y su disparo desde una posición con poco ángulo lo despejó Taliby de puños.

No se encontraba cómodo el Teruel en estos instantes iniciales y, ante cualquier complicación, optaba por balones en largo tratando de aprovechar el espacio que dejaba a la espalda la retaguardia visitante. La primera incidencia sobre la portería defendida por David Gil la protagonizó Álex Navarro, tras una apertura hacia la banda izquierda de Garrido. El centro del lateral se perdió rozando el larguero.

El Teruel fue más reconocible con el paso de los minutos. La presión alta comenzó a dar sus frutos porque vino acompañada de un poco más de control por parte de los de Aso. Iñaki tiró con intención desde casi el centro del campo, pero sin encontrar portería, y Hamza dispuso de la oportunidad más clara en el primer acto. El delantero se quedó solo algo escorado ante David Gil y el envío con mimo al segundo palo lo acabó desbaratando el guardameta del filial gaditano.

La réplica del Cádiz B antes de alcanzar la media hora la puso Javi Navarro con un tiro alto desde el punto de penalti tras un centro lateral raso. De ahí al final del primer tiempo, el encuentro entró en una fase de interrupciones constantes, aunque todavía se sucedieron algunas oportunidades. Un defensa visitante interceptó un remate de Hamza a la media vuelta y, después del córner, Franco se encontró con otra acertada oposición de un rival. Antes del descanso, Cabetas se cruzó bien para evitar males mayores en una ofensiva del filial andaluz.

La segunda parte comenzó con la ocasión más nítida para el Cádiz B. Vallejo disparó con mucha intención ajustado a la cepa del poste izquierdo de Taliby y el balón salió repelido. Hamza, que no paró de moverse y de oxigenar al Teruel en la parcela de ataque, lo intentó con una vaselina para superar a David Gil, pero el guardameta reaccionó bien.

Pasaron los minutos con la igualdad como tónica general, tal y como ocurrió en el global de la eliminatoria. El conjunto amarillo no consiguió llegar al área contraria, pero tampoco el Teruel inquietó en exceso. En una de esas escasas aproximaciones, Franco se recorrió el campo para ceder la pelota a Hamza y un defensa la desvió para acabar con el peligro.

A balón parado tampoco tuvo fortuna el Teruel. Iñaki botó un saque de esquina al primer palo y, antes de que encontrase rematador, un defensor cadista despejó.

Se acababan las fuerzas y las ideas en ambos bandos. Un robo a Borja no derivó en problemas porque Cabetas, imperial durante todo el choque, no lo permitió. Garrido, al borde del área visitante, cayó derribado sin que el árbitro considerase nada punible.

El partido murió con el conjunto de Dani Aso sin llegar a sufrir en exceso y el pitido final desató la alegría. Éxtasis bajo la lluvia de un equipo, de un cuerpo técnico y de una afición que disfrutará la próxima temporada del fútbol de bronce. Con Bienvenido Collao se consiguió en 1987, con Ramón Calderé se repitió en 2013 y con Dani Aso, coincidiendo con los 75 años de vida del club, se celebra ahora.

.

Ficha técnica:

Teruel: Taliby, Lou, Navarro, Cabetas, Durán, Ainoza, Garrido, Iñaki, Hamza (Ángel Luis, 88), Borja (César, 81) y Franco (Crespo, 78).

Cádiz B: David Gil, Manu, Miguel, Sergio, Moisés, Duarte, Olano (David Toro, 65), Jordi Tur (Juampe, 59), Seth, Navarro (Moreno, 78) y Vallejo.

Árbitro: David López Cava. Amonestó con tarjetas amarillas a los locales Lou y Ainoza, y al visitante Miguel.

Etiquetas
Comentarios