Despliega el menú
Fútbol

Pablo Alcolea salva la vida de Lassad, jugador del Toledo

El exportero zaragocista, estudiante de enfermería, evitó la muerte de su compañero, que sufrió una fibrilación ventricular.

Pablo Alcolea, este sábado en Andiva.
Pablo Alcolea, en el estadio de Anduva.
Daniel Marzo

Pablo Alcolea, portero del Real Zaragoza hasta 2016, ha sido imprescindible para que su compañero de equipo, el tunecino Lassad Nouioui, salvase la vida.

El jugador cayó desplomado en el entrenamiento de este sábado a causa de una fibrilación ventricular, un trastorno del ritmo cardiaco. Fue entonces cuando Alcolea, gracias a sus conocimientos de enfermería, y los servicios de emergencia y bomberos, consiguieron estabilizar al jugador para enviarlo a la UCI.

El presidente del Toledo, Fernando Collado, relató esta tarde a los medios de comunicación, a las puertas del Hospital Virgen de la Salud de Toledo, que la intervención del portero aragonés fue "vital", ya que cuando Lassad, de 32 años, se desplomó en el entrenamiento matinal actuó de forma inmediata y aplicó sus conocimientos de enfermería.

También fue decisiva la rapidez de los servicios de emergencias, ya que la base de una UVI móvil está al lado de las instalaciones del Salto del Caballo, así como del parque de bomberos de Toledo. Tanto la dotación de la UVI móvil como los bomberos se desplazaron de inmediato, lo que permitió que en muy poco tiempo se estabilizara al jugador, informó Collado.

Pero "lo más importante es que un jugador nuestro, Alcolea, le ha salvado la vida a Lassad. Si no hubiéramos tenido a un jugador como este en la plantilla con los conocimientos que tiene de enfermería, seguramente estaríamos hablando de circunstancias más lamentables", aseguró.

"A veces la vida tiene estas cosas, que nos encontramos con personas a nuestro lado que hacen que volvamos a tener una oportunidad más", reflexionó el presidente del Toledo.

A preguntas de los periodistas, contó que Lassad sufrió un desvanecimiento en el entrenamiento de la mañana y que aparentemente no tenía antecedentes de patologías cardiacas de ningún tipo.

Incluso el preparador físico del Toledo le preguntó cómo se encontraba unos momentos antes de que sufriera el percance, el jugador le contestó que estaba bien y a los diez segundos se desplomó, relató Collado, que añadió: "Son situaciones que ocurren de la forma que ocurren, a veces sin previo aviso, si tuviéramos avisos a veces no ocurrirían".

Collado informó de que Lassad continúa ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Virgen de la Salud de Toledo, sedado y estabilizado, y comentó que las próximas 24 horas van a ser determinantes en lo que se refiere a su recuperación.

"Está en las mejores manos, en manos de grandes profesionales" como los facultativos del Servicio de Cardiología del Hospital Virgen de la Salud de Toledo, destacó.

"De momento no hay noticia y eso son buenas noticias, vamos a seguir esperando y vamos a ver cómo evoluciona en las próximas horas y desear que todo salga lo mejor posible", manifestó.

El portero zaragozano defendió la camiseta del Real Zaragoza entre 2009 y 2016, desempeñando el rol de segundo portero y alternando en sus inicios temporadas con el filial. En el Toledo, se ha convertido en una pieza relevante, siempre con la vitola de titular.

Etiquetas
Comentarios