Despliega el menú
Fútbol

Primera sanción en el fútbol aragonés por "ofensas" en las redes

Los comentarios en Facebook del entrenador del juvenil del Valdefierro son castigados por la Federación Aragonesa de Fútbol.

Eduardo Celma, técnico del Valdefierro, el 2 de diciembre en el campo del Escalerillas.
Eduardo Celma, técnico del Valdefierro, el 2 de diciembre en el campo del Escalerillas.
Rubén Losada/Fotografiarte

Las faltas de respeto, los comentarios hirientes o los insultos a través de las redes sociales han dejado de habitar en un limbo en el fútbol aragonés para acarrear castigos en forma de sanciones.

El caso que ha abierto el camino para poner coto a este tipo de prácticas está protagonizado por Eduardo Celma Neira, actual entrenador del equipo juvenil del Club Deportivo Valdefierro. Todo comenzó tras la disputa, el pasado 2 de diciembre, del encuentro entre el Escalerillas y el mencionado Valdefierro, que concluyó con empate a cero. Celma, que tan solo unos meses antes ejercía como director deportivo del Escalerillas, criticó abiertamente, en la página de Facebook de su antiguo club, al actual técnico de la entidad del barrio Oliver, al que acusó de alinear "mercenarios". En concreto escribió: "Vaya repaso viva esos entrenadores que ponen a mercenarios sin saber a dónde van para ser buenos ellos, estamos para formar a los chicos, is (sic) enteráis o no? Aúpa a seguir".

Un ataque que prosiguió poco después, en la misma red social. En esta ocasión Celma cargó contra un directivo del Escalerillas cuyo hijo milita en uno de los equipos de dicha institución y que, al parecer, no disfruta de excesivos minutos en el campo. "Al de las fotos tu hijo de delantero centro y 10 minutos ha hahaha, palmero".

La Federación Aragonesa de Fútbol, decidida a eliminar de raíz cualquier atisbo de tensión y de incitación a la violencia, ha intervenido, tras la pertinente denuncia de los ofendidos, sancionando a Celma con dos partidos de suspensión por "conducta contraria al buen orden deportivo" y una multa de 20 euros. El Juez Único de Competición y Disciplina Deportiva de la Liga Juvenil dictaminó el pasado 1 de febrero que "ha quedado plenamente demostrado que el entrenador del CD Valdefierro, Eduardo Celma Neira, vertió en una red social comentarios que a juicio de este Juez de Competición son atentatorios al buen orden deportivo".

La sanción hubiera sido más dura de no haber mediado el arrepentimiento y las disculpas presentadas por Celma. "Consta asimismo en el expediente instruido, escrito del referido técnico en el que pide públicas disculpas hacia las personas que hayan podido sentirse ofendidas por ellos (jugadores, entrenador, padres de jugadores...)", puntualiza.

Un aviso

Esta denuncia y su consiguiente resolución, pioneras en la Comunidad, envían una advertencia a todos los integrantes del mundo del fútbol que utilizan las redes sociales para lanzar improperios o descalificar. "Todo aquel que se considere ofendido puede presentar una denuncia ya que la Federación no puede actuar de oficio. Las redes sociales son parte integral de la vida común de la gente. Y si se castiga la ofensa en el campo, también en las redes, incluso más. Un insulto en Facebook o en Twitter tiene mucha más difusión que si se dice cara a cara en el césped, y, por lo tanto, provoca un mayor perjuicio en el honor y la imagen pública de esa persona", explica Manuel Torralba, asesor jurídico de la Federación Aragonesa de Fútbol.

Torralba concluye poniendo el foco en un efecto colateral: "Todos lo que integran la familia del fútbol deben dar ejemplo con sus actitudes, especialmente cuando se trata del fútbol formativo. Desde la Federación estaremos atentos y receptivos ante las denuncias que recibamos. Ojalá sirvan para que desaparezcan".

Etiquetas
Comentarios