Fútbol
Suscríbete por 1€

Más de media liga en juego

El Madrid pelea por mantener sus opciones de título ante un Barça pletórico.

Leo Messi y Cristiano Ronaldo en su último entrenamiento antes del Clásico.
Más de media liga en juego
efe/afp

En fechas consagradas a la paz y la buena voluntad, Real Madrid y Barcelona afrontarán su sexto clásico navideño con exigencias dispares pero con idéntico objetivo: dar un mazazo al rival que marque el devenir de la Liga. A los blancos, que reciben al líder con once puntos de desventaja, una distancia nunca antes vista para un enfrentamiento entre los dos titanes del fútbol español en una primera vuelta, les va en ello la vida, por mucho que Zidane remarcase la víspera que incluso con una derrota el torneo no estará sentenciado.

Sabe de lo que habla el galo, triunfador en su primer pulso con el Barça allá por el 2 de abril de 2016, cuando con diez futbolistas sobre el campo por la expulsión de Sergio Ramos, fue capaz de truncar la marcha de un equipo que se presentó en el Camp Nou con una brecha de diez puntos sobre su adversario, al que había humillado en la primera vuelta para precipitar la caída de Benítez. Pero sus palabras, motivadas por el lógico deseo de quitar presión a sus jugadores, no ocultan el hecho de que un tropiezo significaría casi con toda seguridad un prematuro adiós al afán merengue por revalidar el título.

A los azulgrana, por el contrario, se les presenta la oportunidad de asestar una estocada mortal a un enemigo herido pero con una capacidad sin parangón para sobrevivir en las situaciones más acuciantes. De ganarse el indulto en el Bernabéu, el conjunto de Zidane encarará la Nochebuena con la convicción de que la presa culé sigue estando a su alcance.

Batalla crucial en la medular

Matar o arriesgarse a morir en el futuro es, en definitiva, la disyuntiva que se le presenta al cuadro blaugrana en un pulso insólitamente desnivelado en la tabla pero que ambos contendientes abordan con fuerzas más parejas de lo que refleja la clasificación. La manita al Sevilla y el Mundialito de Clubes amarrado en Abu Dabi ha insuflado moral al Madrid que tras un errático comienzo de curso, ha recuperado piezas clave en su engranaje y parte del olfato perdido, con Cristiano Ronaldo marcando en los cuatro últimos choques y en plenas condiciones pese a las molestias en la pierna que arrastró toda la semana. La mejoría de Modric y Kroos ha elevado las prestaciones del vigente campeón. La sagacidad táctica del croata será fundamental para contener a la medular azulgrana, donde Ernesto Valverde ha recuperado al mejor Rakitic y a un Iniesta que, como Sergio Ramos y Leo Messi, vivirá su trigésimo séptimo clásico.

Casemiro volverá a ser el ancla de los blancos, mientras que Zidane apostará por el mayor sacrificio defensivo de Isco y adjudicará nuevamente a Bale el papel de revulsivo.

Real Madrid-Barcelona

Real Madrid: Keylor Navas, Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo, Casemiro, Kroos, Modric, Isco, Cristiano Ronaldo y Benzema.

FC Barcelona: Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Vermaelen, Alba, Rakitic, Busquets, Paulinho, Iniesta, Luis Suárez y Messi.

Árbitro: José María Sánchez Martínez (colegio murciano).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora: 13.00

TV: beIN LaLiga

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión