Fútbol
Suscríbete

Una copa con sabor aragonés

La hijarana Silvia Meseguer y la zaragozana Mapi León han conquistado la Copa Algarve, antesala de la Eurocopa de Holanda.

Las dos futbolistas aragonesas posan junto a la Copa Algarve.
Una copa con sabor aragonés
RFEF

Era su debut en la Copa Algarve (Portugal) y la selección española de fútbol femenino devoró cualquier pronóstico. Ni la falta de experiencia ni la entidad de los rivales -se dieron cita 12 de los mejores combinados- pudo frenar la imparable progresión de las jugadoras de Jorge Vilda. En los dos primeros compromisos, se impusieron a las vigentes subcampeonas del Mundo y de Europa (Japón y Noruega); seguidamente, sellaron el pase a la final empatando ante Islandia; y como colofón, el pasado miércoles y coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, vencieron a la rocosa Canadá en una final para la historia.

Un tempranero gol de la barcelonista Leila Ouahabi valió para inscribir el nombre de España en las letras de oro del torneo, que desde 1994 ejerce de antesala de las grandes citas internacionales veraniegas. A cuatro meses de la Eurocopa de Holanda, la ‘roja’ salió proyectada como futura favorita. Su propuesta de fútbol alegre se refugia en la madurez de un bloque casi inalterable desde la llegada del nuevo seleccionador. Tras casi tres décadas con Ignacio Quereda en el banquillo, Vilda trajo aire fresco y un particular método que parece haber beneficiado a algunas de las piezas básicas, entre ellas a la aragonesa Silvia Meseguer.

Asentada por delante de la defensa en un sistema 5-3-2, se siente “liberada” para incorporarse con asiduidad al ataque. Además, el disputar el grueso de los minutos le aporta un plus de confianza: “Desde el Mundial de 2015 -momento del adiós de Quereda-, venimos siendo prácticamente las mismas. El míster me hace jugar casi todo y eso me lleva asumir más responsabilidad e intentar cosas que antes no me planteaba”, señala la centrocampista del Atlético Féminas, “impresionada” por el rendimiento ofrecido por el equipo en tierras portuguesas. “Estábamos convencidas de poder plantar cara a cualquiera, pero no entraba en nuestros planes alzar el trofeo”, reconoce, y destaca lo complicado que resultó doblegar a Canadá.

“En primera ronda nos habíamos medido a rivales que atesoran más calidad individual como Japón o Noruega, pero las canadienses son portentos físicos y nos cuesta más jugarles. Por suerte, pudimos adelantarnos pronto y supimos sufrir hasta el pitido final”, recuerda, sobre un encuentro en el que tanto ella como Mapi León -compañera en el Atleti y segunda aragonesa convocada- formaron de inicio. “Fue una batalla. Canadá tiene muy trabajado el aspecto táctico y no regala nada sobre el césped”, valora esta última, que considera que la llamada de la selección “siempre es un reconocimiento a la constancia en el trabajo diario”.

A diferencia de Meseguer, la zaragozana comenzó a ser incluida en las listas de España tras la llegada de Vilda. “Debuté en enero en un amistoso frente a Montenegro y voy a luchar por mantenerme. Para una futbolista no hay nada como poder lucir los colores de tu país”, destaca León, que por el momento prefiere no pensar en la próxima Eurocopa. “Estoy satisfecha con mi rendimiento en la Copa Algarve, pero hasta julio falta mucho. El míster tendrá la última palabra”, adelanta, coincidiendo con la actitud cautelosa de Bárbara Latorre. A pesar de no haber viajado a Portugal por una lesión de tobillo, la delantera nacida en Fabara es fija en las convocatorias del combinado nacional.

“Al permanecer un mes alejada de los terrenos de juego, vi lógico que no me convocase. Había compañeras que estaban al 100% y merecían ir. Ahora me toca entrenar duro para alcanzar un buen nivel y convencer a Jorge. Si las lesiones me respetan, confío en estar entre las convocadas”, concluye Latorre.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión