Despliega el menú
Fútbol
Suscríbete

La última cena en la portería

Wayne Shaw, el mediático portero del Sutton United, ha dejado el club después de verse involucrado en un supuesto caso de apuestas.

No es la primera vez que Whayne Shaw se pone a comer durante un partido, pero tal vez sí la última
No es la primera vez que Whayne Shaw se pone a comer durante un partido, pero tal vez sí la última
Eddie Keogh

Nunca un pastel le costó tan caro a un portero de fútbol. Whayne Shaw, guardameta suplente del Sutton United, conjunto que milita en la quinta división inglesa, firmó su última actuación desde el banquillo en los minutos finales del partido de octavos de final de la FA Cup.

Su equipo perdía 0-2 y Whayne Shaw sacó un pastel y comenzó a comérselo como si de un aficionado de la grada se tratara. Lo que parecía una anécdota graciosa ha sido su última actuación con la camiseta del Sutton United. La Federación Inglesa abrió una investigación sobre la 'cena' del portero porque una casa de apuestas pagaba ocho libras por cada una apostada a que Shaw se comería un 'tentempié' durante dicho partido.

Según la normativa del fútbol inglés "el participante en la competición no podrá apostar, directa o indirectamente, ni instruir, permitir o causar que cualquier persona apueste por el resultado, progreso, conducta, o con cualquier otro aspecto que ocurra en un partido de fútbol o una competición".

Whayne Shaw, de 45 años y con 115 kilos de peso, saltó a la fama en las redes sociales cuando su imagen se convirtió en viral después de que las cámaras le enfocaran en el banquillo durante el triunfo de su equipo ante el Leeds United en la anterior eliminatoria.

De hecho, tras el partido, Whayne bromeaba sobre su 'cena': "Unos cuantos me preguntaron antes del partido: '¿Qué hay de esa apuesta de ocho a uno por comerte un pastel?'. Yo contesté que no había comido nada en todo el día y que quizás lo haría más tarde. La casa de apuestas Sun Bets nos daba 8-1 por comer un pastel, así que pensé en hacer la broma cuando ya se habían hecho todos los cambios e íbamos 2-0 abajo". Curiosamente, para este partido ante el Arsenal, los futbolistas del Sutton United lucieron en su camiseta publicidad de la casa de apuestas Sun Bets.

El presidente del club de las afueras de Londres, Bruce Elliot, se mostró sorprendido por la situación, aunque en un primer momento salió en defensa de su portero: "Si conociérais a Shaw no os sorprenderíais. Es un hombre top. Ha vuelto a saltar a los periódicos y la fama se le ha subido a la cabeza, pero pronto lo devolveremos a la tierra".

Dicho y hecho. Lo que comenzó como una broma le ha costado el puesto al bueno de Whayne. La investigación de la Football Association y la repercusión que ha tomado el pastel ha provocado que el Sutton United le haya pedido al portero que deje el equipo. Una decisión que Shaw ha aceptado, aunque ya tiene otro trabajo con el que matar el tiempo y hacer disfrutar a su estómago.

Morrisons, una de las cadenas de supermercados más importantes del Reino Unido, a través de una de sus directivas, Tessa Callaghan, le ha propuesto convertirse en el catador de sus dulces.

"Siempre buscamos a expertos que prueben nuestros dulces para que triunfen en el mercado y la actuación de Wayne durante el partido ante el Arsenal le convierten en uno de los mayores expertos en dulces", aseguró Callaghan. "Estamos impresionados por el compromiso que mostró comiendo ese pastel en el banquillo", añadió. Todo un halago para Whayne Shaw, que cambiará los guantes por la servilleta. Buen provecho.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión