Despliega el menú
Fútbol

El Huesca se despide de la Copa con honor

Los oscenses se quedan a un solo gol de llevar la eliminatoria contra Las Palmas a la prórroga

Choque entre el UD Las Palmas y el SD Huesca.
Choque entre el UD Las Palmas y el SD Huesca.
Efe

Los despistes se pagan y cuando juegas contra unPrimera División, todavía más. Un Huesca muy valiente y que nunca le perdió la cara al partido ni a la eliminatoria, se ha despedido este martes del sueño de jugar por primera vez en su historia los octavos de final de la Copa del Rey por culpa de dos errores defensivos.

Los de Anquela estaban obligados a remontar el 2-2 del partido de ida, pero un tempranero gol canario, como ya ocurrió en El Alcoraz, facilitó el pase de ronda a uno de los equipos revelación de la Liga Santander. Los canarios dejaron casi sentenciado el choque en la segunda mitad, pero aun así los oscenses no bajaron los brazos en ningún momento. El postrero gol de Kilian en el 93 fue insuficiente para poder alargar el sueño hasta la prórroga y el juego concluyó con el marcador anclado en el 2 a 1. 

Al final un balance de 4-3 que quizá no refleja la realidad de la eliminatoria, recordando las claras ocasiones que llegó a desperdiciar el Huesca diez días antes y las marradas también hoy en momentos importantes. Una derrotaque, sin embargo, no emborrona en absoluto un año para enmarcar de los azulgranas, que comienzan por fin dos semanas de merecidas vacaciones.

Anquela, fiel a su costumbre, dio una nueva oportunidad a los menos habituales con nueve cambios en el once respecto al último once liguero. Y con algunas novedades destacadas y sobre las que había muchas miradas como el delantero montenegrino Boris Cmiljanic y la dupla David López-Bambock en la medular.

Como era previsible, Las Palmas llevó la iniciativa al principio dominando la posesión frente a una SD Huesca que, eso sí, salió más enchufada y con más intensidad que en el partido de ida. Camacho fue el primero en crear peligro con un gran pase a la espalda de la zaga canaria que a punto estuvo de aprovechar Kilian, aunque Lizoain salió a tiempo para desbaratar la primera aproximación oscense. Una acción a la que respondió rápidamente Las Palmas con un disparo del exazulgrana Tyronne que atrapó sin problemas Queco Piña, que cumplió en su tercer partido de la temporada, todos ellos en la Copa del Rey.

El portero gallego  salvó a los oscenses del primero en el minuto 9 con un balón en largo que se coló entre Soriano y Kilian para dejar una autopista a David Simón. Tras un recorte en el área, el hábil lateral canario disparó pero el veterano portero gallego tiró de reflejos para despejar el balón. Pese al susto, el Huesca no se arrugó y en la acción siguiente Alexander primero y luego Camacho llegando al esprín dieron también sobresaltaron a la grada.

Y cuando parecía que el partido estaba más igualado, Las Palmas se adelantó en el minuto 15 tras una gran combinación entre Simón y Tyronne acompañada de un doble fallo de la defensa azulgrana. Y es que primero no acertaron a tapar la llegada del exazulgrana por banda izquierda y después replegaron demasiado tarde para despejar el disparo que había golpeado en el palo y que, con mucha fortuna, le llegó a Mateo, que solo tuvo que rematar a placer.

Pese a que la eliminatoria se ponía muy cuesta arriba, los de Anquela no se descompusieron y, al igual que en Liga, siguieron compitiendo de tú a tú con los isleños. Kilian, el más activo de los azulgranas en esta primera parte, se sacó un fuerte disparo que se fue rozando el palo tras una buena jugada personal. Más tarde fue Cmiljanic quien puso un gran balón a Camacho, que no pudo rematar al echársele encima media zaga canaria. Akapo sumó una nueva oportunidad con un esprín marca de la casa que acabó con un buen centro al área al que no llegó por poco el capitán. Y David López obligó a Lizoain a lucirse con un potente disparo desde fuera del área. Cuatro aproximaciones en apenas cinco minutos que recargaron la moral de los oscenses. Y es que Las Palmas, con la ventaja que le daba el marcador, pareció levantar el pie del acelerador y solo despertó con un remate de Tyronne que esta vez se marchó fuera.

El descaro ofensivo de la SD Huesca no cejaba. Y en el 37 llegó una triple ocasión azulgrana que nació de un gran movimiento de Cmiljanic, culminado con un remate potente y con mucho veneno que despejó Lizoain con el pie. El rechace le llegó a Kilian, pero su disparo, al igual que el siguiente de Bambock, fue repelido por la zaga canaria. Una vez más, la falta de pegada volvía a penalizar a los oscenses, aunque al menos lograron dejar vivo el partido para la segunda parte.

El Huesca tenía por delante la empresa casi imposible de marcar dos goles en el estadio de Gran Canaria y al menos lo intentó. El primer disparo a puerta de esta segunda parte fue también oscense, en el 52, obra de Cmiljanic, que recogió un pase de Alenxader en el área y se fue de su par con un buen control orientado, aunque el remate final le salió mordido. David López tuvo su oportunidad de demostrar el guante que tiene en las jugadas a balón parado, y que en tantos entrenamientos saca a relucir, pero su lanzamiento se fue un poco alto. En el 57 tuvo una nueva ocasión, esta vez tras una gran jugada de Akapo, pero Lizoain blocó el remate con seguridad.

Pero cuando el Huesca olía el empate, aunque fuera de lejos, llegó el mazazo con un gol de Asdrúbal que aprovechó un nuevo error defensivo de la defensa azulgrana en el minuto 60. El delantero canario fue más listo ante la indecisión entre Jesús Valentín y Queco Piña –que asumió su error por haber pedido un balón al que no llegó- y abrochó la victoria.

Anquela se había guardado varias balas en la recámara y se la jugó con Samu, Ferreiro y Melero, que le dieron una marcha más, pero insuficiente para volver a meter al equipo en el partido a tiempo. Con los oscenses volcados en ataque y con una defensa remozada tras la salida de Jair, Queco Piña salvó por dos veces al Huesca. Y si no estaba el portero, era el palo el que evitaba que la distancia se ampliara después de repeler un gran cabezazo de Dani García.

Pese a todo, en el 79 el Huesca pudo revivir si primero Ferreiro, después David López y por último Kilian llegan a tener más acierto, y algo de suerte, con una nueva triple ocasión azulgrana. Y no fue la última, porque Alexander, desacertado durante casi todo el partido, tuvo la oportunidad de acortar distancias, pero su cabezazo se estrelló contra el lateral de la red. Mateu Lahoz no quiso sancionar con penalti una mano clara de Dani Castellano. Ahí se esfumó el sueño de los oscenses. Aún hubo tiempo para que Queco Piña evitara el 3-0 en un mano a mano con Momo. Y cuando el partido ya agonizaba, llegó por fin la recompensa al esfuerzo y la entrega de los azulgranas con un gol de Kilian que remató una buena acción de Alexander. Demasiado tardío, eso sí, para alargar el sueño.

Los de Anquela se despiden de la Copa del Rey con la cabeza bien alta y después de haber regalado de nuevo a la afición la visita de un Primera División a El Alcoraz por tercera temporada seguida. Ahora ya se podrá centrar al 100% en la competición doméstica y en intentar alargar otro sueño, el del ‘play off’.Ficha del partido

UD Las Palmas: Lizoain (p), Simón, David García, Aythami, Dani Castellano, Hernán (Javi Castellano, 74), Montoro (Lemos, 81), Mateo, Tyronne (Momo, 74), Tana y Asdrúbal.

SD Huesca: Queco Piña (p), Akapo, Jair (Melero, 70), Jesús Valentín, Soriano, Bambock, David López, Camacho (Ferreiro, 64), Alexander, Kilian y Cmiljanic (Samu, 61).

Goles: 1-0, min. 14: Mateo; 2-0, min. 60: Asdrúbal; 2-1, min. 93: Kilian.

Árbitro: Mateu Lahoz (Comité Valenciano). Amonestó a Camacho y a Bambock por la SD Huesca.

Incidencias: Partido de vuelta de dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio de Gran Canaria ante 10.195 espectadores.

Etiquetas
Comentarios