Despliega el menú
Fútbol

Mestalla, blindado

Las inmediaciones del estadio están siometidas a medidas de seguridad sin precedentes.

Mestalla se prepara para la final de Copa
Mestalla se prepara para la final de Copa

Las inmediaciones del estadio de Mestalla aparecieron este miércoles 'blindadas' con motivo de la disputa esta noche de la final de la Copa del Rey entre el Barcelona y el Real Madrid, el partido de fútbol que acaparará la atención mundial.

En una medida sin precedentes, en esta ocasión se ha prohibido el aparcamiento de vehículos en zonas en las que habitualmente no se hacía, como es el caso de la parte de la Avenida de Aragón que coincide con una de las fachadas del estadio de Mestalla.

Habitualmente, y por motivos de seguridad, en los partidos del Valencia CF y en cualquier otro que se dispute en Mestalla, se prohíbe el estacionamiento de vehículos en la Avenida de Suecia, en la que se encuentra la fachada principal del estadio, y en la calle Joan Reglà, sobre la que recae el Gol Sur del estadio.

No sucede lo mismo en estas otras ocasiones con la Avenida de Aragón, que cuenta con una amplia zona central para albergar automóviles y se permite el estacionamiento, mientras que la parte del Gol Norte del estadio da a una zona de aparcamiento oficial en los partidos del Valencia.

Debido a las medidas de seguridad de la final de este miércoles un amplio tramo de la zona de la Avenida de Aragón de habitual aparcamiento ha perdido tal condición con una prohibición de estacionamiento desde las 8 de la mañana del miércoles hasta las 2 de la madrugada del jueves.

Lo mismo ha sucedido con otra calle que no sufre estas restricciones en otros encuentros, como es Amadeo de Saboya, paralela a Joan Reglà.

Así, miembros de la Policía Local se han personado en las zonas de prohibición a primera hora de la mañana y han seleccionado los vehículos que ya se encontraban estacionados antes del inicio de la hora de prohibición para que fueran retirados horas después sin multa alguna hasta un descampado designado a tal efecto.

Aquellos vehículos que llegasen después de la hora fijada para el inicio de la prohibición, las 8 de la mañana, serían multado y trasladados al deposito de la grúa.

Estas medidas de prohibición de aparcamiento se han extendido durante todo la jornada a la zona de la Alameda que se encuentra entre Llano del Real y la plaza Zaragoza, puesto que esa zona se ha destinado al estacionamiento de los autobuses del Real Madrid, puesto que en esa mismo lugar se ubica su carpa de reunión.

Igualmente, la avenida de los Naranjos, en la salida norte de la ciudad -la autopista que une Barcelona con Valencia-, se ha prohibido el aparcamiento para ser reservado para los autobuses de seguidores del Barcelona, puesto que en esa zona se ubica también su carpa de animación.

Las medidas extraordinarias de seguridad en el barrio en el que se ubica Mestalla se incrementarán con el paso del día, ya que a las 16.00 se cerrará el paso a los vehículos y peatones de las calles Micer Mascó, Juan Reglá, Rafael Cisternes, Amadeo de Saboya, Artes Gráficas y la avenida Suecia salvo a aficionados con entrada y vecinos de la zona.

A partir de las 19:00 hasta las 21:00 incluso los residentes de la zona tendrán dificultades para acceder a sus domicilios, debido a que en esas dos horas se producirá la llegada de los autobuses de los equipos así como las autoridades presente en el partido.

En el interior del estadio también se daba el último retoque al terreno de juego, ya que, según informaron fuentes del club organizador, tras ser cortado el césped ayer, hoy volvería a ser cortado y regado después de las altas temperaturas que se han registrado en Valencia en los últimos días en un mes de abril.

En ese sentido, el Valencia no ha recibido ninguna directriz por parte de la Federación Española de Fútbol o los clubes contendientes respecto a la altura y rapidez del césped, que contará con dos centímetros de espesor.

Muy cerca del estadio se encuentran ambas expediciones, la del Barcelona a escasos trescientos metros y la del Real Madrid, a menos de un kilómetroy que prácticamente se comunica con el estadio de Mestalla por el Puente de Las Flores que desemboca a la calle en la que se encuentra el hotel de los barcelonistas.

Tanto en el Hotel Westin, cuartel general del Barcelona, como el del Porta de La Mar, en el que se hospeda el Real Madrid, han contado con la presencia en sus alrededores de aficionados de sus respectivos equipos con la esperanza de captar alguna imagen o autógrafo de algunos de sus ídolos.

Etiquetas