Despliega el menú
Fútbol

Fútbol

Sensaciones, dudas, obras y dos empates que alientan el clásico

El primer clásico de la temporada se presenta este sábado con más vida de la que se podía prever tras los sucesivos empates del Barcelona y la mejora del Real Madrid.

Combo de imágenes de Cristiano Ronaldo y Messi
Sensaciones, dudas, obras y dos empates que alientan el clásico
AFP

El primer clásico de la temporada 2013/14 se presenta este sábado con más vida de la prevista hace tan solo una semana, después de los empates sucesivos del Barcelona en Pamplona y Milán, así como por la relativa mejoría del Real Madrid, que recobró vida liguera con el pinchazo en El Sadar de su eterno rival y su triunfo ante el Málaga.

Por números globales, sensaciones y hasta por juego, este inicio de campaña ha sonreído al Barcelona frente a un Real Madrid que da la impresión de que sigue en obras. Parece que Carlo Ancelotti aún no da con la tecla y sigue buscando una identidad para un equipo que no consigue encontrarse a sí mismo salvo en momentos puntuales.

Los azulgrana dominan

El Barcelona, que se llevó la Supercopa ante el Atlético de Madrid sin ganar ninguno de los dos partidos, no parece el conjunto de los mejores tiempos de Pep Guardiola, pero indiscutiblemente la llegada del argentino Gerardo 'Tata' Martino se ha visto acompañada por los resultados.

Se ha convertido en el mejor técnico debutante. De hecho, enlazó ocho victorias consecutivas y el empate en Pamplona le arrebató la posibilidad de igualar el mejor inicio liguero que ostenta el Real Madrid de la temporada 1968-69.

Sin grandes alardes, pero con hambre renovada, el conjunto azulgrana domina la Liga, ahora con el Atlético de Madrid un paso por detrás tras su derrota en Cornellá ante el Espanyol en la última jornada de Liga.

Tropiezos en el Real Madrid

Al Real Madrid le han ido peor las cosas hasta esta misma semana. Con un bloque en construcción, en obras, en busca de una identidad, su juego ha sido deficiente, como reconoció el propio Ancelotti después del errático encuentro ante el Levante que terminó con una victoria milagrosa para los blancos (2-3).

"Puedo decir que en los próximos partidos, contra el Málaga y la Juventus en casa y contra el Barça en el Camp Nou, lo haremos mejor. De hecho, no se puede jugar peor que ante el Levante y el Elche", dijo en una entrevista al diario italiano 'Corriere Della Sera'.

El juego del Real Madrid remontó en el siguiente encuentro ante el Málaga en el estadio Santiago Bernabéu, donde los blancos ganaron 2-0 ofreciendo una imagen más que aceptable. Sin embargo, la visita del Juventus volvió a dejar dudas. Los blancos ganaron, pero no convencieron ante un equipo que mientras jugó con once futbolistas dominó el partido con claridad.

Y es que los resultados tampoco han acompañado a los hombres de Ancelotti, que aunque haya ganado casi todo no ha sido suficiente por la casi infalibilidad del Barcelona. El porcentaje de victorias azulgrana, casi cercano al cien por ciento hasta el empate en El Sadar, hace que cualquier tropiezo madridista sea un serio contratiempo.

Trascendental para Ancelotti

Por eso, el empate en Villarreal y la derrota en el Santiago Bernabéu ante el Atlético en el derbi dejaron al Real Madrid a cinco puntos. De haberse mantenido esa diferencia, este clásico podría calificarse para el cuadro de Ancelotti como "casi trascendental" aunque estemos en el inicio liguero. De perderlo, se hubiera situado a nada menos que ocho puntos.

En ese trayecto, el conjunto del técnico italiano sufrió sobremanera para sacar partidos como en Elche -acompañado por la polémica por un penalti final- o en el campo del Levante -agónica remontada en la prolongación-.

Pero es que hasta en los duelos que solventó con más autoridad, como el 1-6 en Estambul ante el Galatasaray, lo pasó realmente mal en la primera parte. Luego, con el viento a favor, se convirtió en un vendaval.

Por lo tanto, su andadura en este inicio de curso está marcada por muchas sombras. Las luces se vislumbran por los dos empates que ha dejado el Barcelona esta semana y por la ligera mejoría esbozada por el conjunto de Ancelotti ante el Málaga. Después, se prolongó con un buen resultado ante el Juventus que dejó casi sellado el pase a los octavos de final de la Liga de Campeones.

La tendencia, se podría decir, es al alza en el Real Madrid, que no obstante no puede ocultar la necesidad que tiene de recuperar a su gran timón en la organización, Xabi Alonso, además de encontrar la auténtica identidad y el buen juego.

Mientras tanto, el Barcelona, pese a esas dos igualadas que han frenado una marcha que no ha sido del todo brillante pero sí efectiva, aguarda con la tranquilidad del que posee las sensaciones, la confianza, el estilo y la ventaja en la tabla.

Etiquetas