Fútbol

Primera División

Cuelga el silbato por una bronca

Paradas Romero deja el arbitraje después de un enfrentamiento con Días Vega, que le reprochó no haber expulsado a Mourinho.

 José Luis Paradas Romero deja el arbitraje. El trencilla del colegio andaluz ha decidido abandonar sin acabar siquiera la temporada 2012/2013. Paradas Romero comunicó su decisión por «motivos profesionales» al presidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA), Victoriano Sánchez Arminio, durante la reunión de colegiados que se celebró el miércoles en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Madrid).

Sin embargo, parece que el motivo principal que le ha llevado a renunciar ha sido el enfrentamiento con el director técnico del CTA, Manuel Díaz Vega, que le habría reprochado que no expulsara a José Mourinho en el partido que disputaron el Real Madrid y el Rayo Vallecano en el Bernabéu, cuando el técnico portugués le protestó airadamente que no mostrara la tarjeta amarilla al jugador rayista Lass tras controlar un balón con la mano. Precisamente, Paradas Romero ya había expulsado en dos ocasiones anteriores al entrenador blanco. El andaluz, muy molesto y dolido por los reproches de Díaz Vega, tomó entonces la determinación de colgar definitivamente el silbato.

La renuncia tiene carácter inmediato ya que el colegiado había sido designado para dirigir el partido que el domingo van a disputar el Espanyol y el Valladolid en el estadio de Cornellá-El Prat pero ha sido sustituido por el árbitro del colegio valenciano Mateu Lahoz.

La versión oficial de la Federación Española de Fútbol es que la designación ha sido anulada por decisión del CTA después de que Paradas Romero no realizara el miércoles las pruebas físicas junto al resto de árbitros de Primera y Segunda en Las Rozas.

Etiquetas