Fútbol

Fútbol regional

"El árbitro me dijo que yo era muy malo y me dejó tirado"

El colegiado Manuel Pichel Alonso abandonó al juez de línea Roberto V. C. en el campo del Fraga. El asistente regresó a Zaragoza con el Anento, equipo visitante.

El juez de línea Roberto V. C., en Zaragoza
"El árbitro me dijo que yo era muy malo y me dejó tirado"

El campo de la Unión Deportiva Fraga se llama la Estacada. En la Estacada se disputó el pasado domingo el encuentro Fraga-Anento (4-1) de Regional Preferente. El árbitro asistente Roberto V. C. se quedó en la estacada en la Estacada, curiosa reiteración que explica en primera persona el protagonista. "El árbitro me dijo que yo era muy malo, que era el peor línea con el que había ido en su vida, y me dejó tirado en el campo. Me quedé en tierra en Fraga, a 120 kilómetros de Zaragoza. Menos mal que me bajó a Zaragoza Enrique Herrera, del Anento, que si no me quedó allí", señaló este lunes Roberto V..

"En el partido no había habido excesivos problemas -continuó con su narración-. Solo que perdió la espinillera un jugador del Fraga cuando el balón estaba en juego y levanté el banderín, y el árbitro no paró y dejó seguir. No pasó nada más. Fue un partido sin incidentes. Sin embargo, cuando llegamos al vestuario, el árbitro (Manuel Pichel Alonso) tiró el balón contra el suelo, botó y pegó en el techo. Después, me echó la bronca. Luego, cuando se estaba duchando, me dijo que si no me duchaba yo. Yo le dije que no, que tenía que bajar cuanto antes al hospital Royo Villanova, pues tengo un familiar enfermo. Él me dijo que si no me duchaba, no me bajaba. Yo no me lo creía, pero el otro asistente (Bogdan Claudiu Sabadus) me dijo que el árbitro era capaz de dejarme ahí".

Más información en la edición impresa de HERALDO DE ARAGÓN

Etiquetas