Despliega el menú
Fútbol
Suscríbete

Investigación

El error policial fue la clave de la tragedia de Hillborough

96 personas murieron en una avalancha durante la disputa del duelo entre el Liverpool y el Nottingham en 1989

Ramos de flores en el estadio de Hillborough
El error policial fue la clave de la tragedia de Hillborough
EFE

 Un "error en el control de la policía" fue la causa principal de la tragedia del estadio de Hillsborough que en 1989 costó la vida a 96 personas en el duelo Liverpool-Nottingham Forest, según un nuevo informe independiente publicado hoy en Inglaterra.

El texto de 395 páginas revela asimismo un encubrimiento por parte de las autoridades, que intentaron sistemáticamente culpar antes a los fans que a los servicios de policía y ambulancias.

El primer ministro británico, David Cameron, dijo que "lamentaba profundamente" que transcurrieran 23 años para que saliera a relucir la verdad de la tragedia, que ocurrió en 1989 en la semifinal de la Copa inglesa entre el Liverpool y el Nottingham Forest al abrirse una puerta en el Leppings Lane End del estadio de Hillsborough provocando una aglomeración en las gradas.

Sigue siendo el peor desastre en un estadio en la historia de Reino Unido y llevó a que las zonas para ver los partidos de pie fueran eliminadas de en el fútbol de élite del país.

Cameron es también partidario de efectuar una nueva investigación, después de que la primera exonerara a las autoridades diciendo que ninguna víctima seguía con vida después de la tres y cuarto de la tarde.

Ahora parece que 59 personas podrían haber sido salvadas de haber recibido tratamiento médico. "Es cuestión del fiscal general decidir si se abre una nueva investigación", dijo Cameron.

El Panel Independiente para Hillsborough tardó dos años en estudiar 450.000 documentos que ahora han sido publicados por vez primera.

Su informe subraya el "claro fracaso operacional" que llevó al desastre y evidencia de modo "contundente" que los aficionados del Liverpool "no causaron ni contribuyeron a las muertes.

El texto asegura que policía y autoridades filtraron datos falsos que llevaron a publicar informaciones donde se daba cuenta de comportamiento agresivos de los fans, sugiriendo que la policía había sido atacado por ellos cuando intentaba salvar a la víctimas.

"De la masa de documentos e imágenes de televisión, el panel llega a la conclusión de que no hay evidencia que respalde esas alegaciones, excepto algunos ejemplos aislados de conducta agresiva o abusos verbales reflejo claramente de la frustración y desesperación".

Las familias de los fallecidos dedicaron una prolongada ovación al órgano investigador cuando dio a conocer su informe en la catedral de Liverpool.

"Durante cerca de un cuarto de siglo, las familias de 96 personas y los supervivientes de Hillsborough han sufrido una herida abierta esperando respuestas a cuestiones sin resolver", dijo el obispo de Liverpool, James Jones.

El panel refleja en su informe que el tamaño del encubrimiento fue enorme, con 164 testimonios exoneratorios de la policía y de los servicios de ambulancias con el objetivo de disfrazar la ineficiencia de su respuesta.

"Esto nos avergüenza como país", dijo el líder de la oposición, Ed Miliband. "La tragedia no fue ocasionada por fans, sino por un terreno inseguro y la negligencia policial. La investigación original fue desesperadamente insuficiente".

La cuestión que sigue sin responderse es si habrá cargos criminales contra los responsables.

Etiquetas