Despliega el menú
Fútbol

EL BALÓN

El indomable Jabulani

Tras su primer contacto en el amistoso que les enfrentó a Arabia Saudí, algunos jugadores de la Roja criticaron el que será el balón del Mundial, Jabulani.

Balón del Mundial
El indomable Jabulani

La pírrica victoria de España ante Arabia Saudí ya tiene un culpable: Jabulani. Es decir, el balón con el que se jugará el Mundial de Sudáfrica. La pelota de exótico nombre -Jabulani significa "celebrar" en zulú, una de las 11 leguas oficiales del país de Nelson Mandela- no ha gustado a los integrantes de la selección. "Balón de playa", "de pésimas condiciones", o "muy irregular", fueron algunas de las perlas que los pupilos de Vicente del Bosque regalaron al esférico tras el partido. El sofisticado balón se convirtió este domingo en el protagonista de la concentración española.

Pero las críticas vienen de lejos y de varios combinados nacionales. Primero fueron los porteros de las diversas selecciones los que protestaron por los "extraños" que hacía la pelota en los tiros lejanos. Sin embargo, tras los primeros ensayos amistosos, el resto de futbolistas tampoco están conformes. En la Roja, tras la agónica victoria ante los saudíes, la mayoría de jugadores salió echando pestes sobre el "indomable" balón. "Nosotros lo notamos en los efectos por el poco peso que tiene y ellos en controles y pases", aseguró Casillas. "Es un balón muy ligero que se te va con facilidad", afirmó Javi Martínez. Los internacionales no se encuentran conformes con un esférico más liviano, y por tanto, más irregular confeccionado por la británica universidad de Loughborough.

Pero las diferentes quejas no fueron del agrado de Del Bosque, que mandó un mensaje claro: "No hay que buscar coartadas ni poner excusas". Al seleccionador no le gustó el arranque de su equipo, que calificó como "perezoso". Pero al salmantino le sonó a pretexto y justificación que sus jugadores despotricaran contra un balón que será igual para todos los países, en lugar de hacer autocrítica para corregir los errores cometidos.

El primero en seguir las directrices del seleccionador fue Arbeloa. "El balón es redondo, como todos", zanjó este domingo en rueda de prensa. El lateral del Real Madrid fue una de las novedades en el once inicial. Su versatilidad le permitió salir por la izquierda en detrimento de Capdevila y después, por la derecha para dar descanso al sevillano. "Estoy preparado para jugar dónde sea y ayudar al equipo, que es lo importante", señaló.

"Lo que tenemos que hacer es adaptarnos pronto al balón", aseguró Navas, en un nuevo ejemplo de que el indómito Jabulani ya no será tema de discusión. El extremo hispalense se mostró muy ilusionado en poder ayudar al equipo en la cita sudafricana: "Espero poder disfrutar, hacer las cosas bien y si es posible jugar lo máximo posible. Quiero dar todo por la selección y poder llegar lejos".

Etiquetas