Despliega el menú
Fútbol
Suscríbete

GRUPO B

Argentina, cóctel explosivo

La albiceleste llega a Sudáfrica con el mejor jugador del mundo en sus filas, Leo Messi, pero con un fuerte desconcierto tras su actuación en el torneo clasificatorio.

Alineación de la selección argentina
Argenina, cóctel explosivo
EFE

La selección argentina llega al Mundial de Sudáfrica 2010 con un potencial pocas veces visto: el jugador más desequilibrante del mundo, Lionel Messi, los mejores goleadores de las ligas internacionales, la conducción de una leyenda como Diego Maradona y el técnico campeón del mundo en México 86, Carlos Bilardo, como manager.

Sin embargo, la agónica clasificación argentina al Mundial demostró que todo esto no es sinónimo de éxito inmediato y el camino al tricampeonato es largo y necesita un conjunto consolidado.

Por ello, toda la atención está puesta en la preparación final, en la que tanto Maradona como futbolistas y fans esperan que la selección albiceleste encuentre un estilo de juego que explote toda su capacidad.

No son pocos los desafíos que enfrenta el técnico, entre ellos cómo llevar adelante un esquema efectivo sin desaprovechar a los cinco delanteros estrella con que cuenta Argentina: Messi, Gonzalo Higuaín, Carlos Tevez, Sergio Agüero y Diego Milito.

Messi e Higuaín, goleadores de la liga española, seguramente serán la dupla ofensiva titular argentina. Pero si Maradona -y la expectante hinchada argentina- quiere que la "Pulga" brille como en el Barcelona, deberá pensar en cómo crearle un entorno que le permita desplegar su genialidad, una asignatura todavía pendiente.

Sin Juan Román Riquelme, enemistado con el técnico, Argentina cuenta con dos conductores en el mediocampo: el veterano estratega Juan Sebastián Verón y Javier Mascherano, capitán y pieza indispensable en el once de Maradona. Jonás Gutiérrez y Ángel Di María aportan además velocidad y reacción para crear jugadas de riesgo.

La defensa tiene sus pilares en Martín Demichelis, Gabriel Heinze y Walter Samuel, a los que se suman Nicolás Otamendi, Nicolás Burdisso y Clemente Rodríguez, y la seguridad que demuestra en el arco Sergio Romero, cuyo suplente sería Mariano Andújar.

Como pocas otras selecciones, Brasil quizás una de ellas, Argentina dispone de una enorme variedad de jugadores de calidad disponibles que representan una capacidad de reemplazo que envidiarían muchas potencias futbolísticas.

Ahora, el debate sobre cuál será el perfil final de la selección albiceleste, cuál será su estrategia de juego, si ofensiva o conservadora, quedará abierto, prácticamente, hasta el debut de Argentina ante Nigeria.

Maradona es de por sí un personaje controvertido. Elevado a la categoría de ícono popular y mito viviente en su país, el ex jugador ya vivió al frente de la selección, al igual que en su vida personal, éxitos y derrotas de peso. Pero no se rinde y su sola presencia junto a la selección argentina en un nuevo Mundial ya estremece hasta a sus detractores.

Pese a que ya pasaron 24 años de la Copa del Mundo que Argentina ganó de la mano de Maradona en México ’86, el recuerdo está fresco y la ilusión, intacta. Y todo esto combinado con la promesa de que este puede ser "el Mundial" de Messi, que llegará con 23 años recién cumplidos en su mejor momento, hacen de Sudáfrica una promesa de fuertes emociones para los argentinos.

Etiquetas