Despliega el menú
Fútbol
Suscríbete

VICENTE DEL BOSQUE

"Es el momento de África"

Cuando Nelson Mandela escuchó en Zúrich hace seis años que Sudáfrica organizaría el Mundial de 2010, Vicente del Bosque ni siquiera pensaba en ser seleccionador de España, convertida hoy en una de las grandes candidatas al título.

Vicente Del Bosque, cabizbajo durante el entrenamiento de ayer de la selección española.
Un castigo para la 'Roja'
EFE

Aunque el técnico español, de 59 años, prefiere ser cauto sobre las opciones de la campeona de Europa en el primer Mundial que se disputará en el continente más pobre del mundo, una cosa la tiene clara: "Es el momento de África".

"El fútbol es universal", asegura durante una entrevista el técnico, que a excepción de su derrota en las semifinales de la Copa Confederaciones, cuenta sus partidos por victorias desde que asumió su nuevo papel como seleccionador, tras la Eurocopa de 2008.

Aquella derrota, frente a Estados Unidos, evitó el duelo con Brasil, el equipo con el que se disputa el primer puesto del ranquin mundial. Pero a Vicente del Bosque no le obsesiona ese partido.

"Nuestro objetivo máximo es llegar hasta el final, claro", dijo. "Pero debemos ir paso a paso".

¿Colmaría todos sus sueños ser campeón del mundo?

¿Tú qué crees? (sonríe) Claro, hombre, sí, sí. Pero bueno, a partir del día 12 de julio (un día después de finalizar el Mundial), en un sentido u otro, nuestra obligación es empezar a pensar en la Eurocopa y seguir representando bien a la selección española.

¿Se ve cómo seleccionador en el Mundial de 2014?

No lo sé. Cuatro años vista dan para mucho. Yo siempre he sido un hombre maratoniano en mis cosas, hasta para jugar al fútbol era lento. Y en esto también me considero un hombre así.

¿Pensó en ser seleccionador cuando decidió ser entrenador?

Nunca pensé en eso. Cuando tendía 27 o 28 años empecé a hacer el título de primer nivel de entrenador. Tuve mucha influencia de los entrenadores que había tenido, extranjeros y alguno español. Y sólo pensé que mi futuro tenía que estar ligado al fútbol. Tuve muchos modelos, pero no voy a dar ningún nombre propio. Hay mucha gente a la que admiro. Cualquiera que se ponga delante de un grupo de 25 tíos permanentemente tiene mucho valor.

Ahora dirige a una selección favorita. Pero en un Mundial los errores son letales.

El fútbol tiene pequeños detalles insignificantes que hacen que un partido se pueda perder.

El primer rival es Suiza. ¿Qué le parece?

En estos torneos cortos, el primer partido es muy importante. Suiza tiene un fútbol con mucha energía. Principalmente se basa en una pareja de mediocentros, Inler y Fernandes. Alrededor de ellos se construye el equipo. Son gente rápida, muy agresiva. Un equipo muy centroeuropeo. Son jugadores en su mayoría en la Liga alemana, y que tienen un buen entrenador (el alemán Ottmar Hitzfeld).

Luego viene Honduras.

Salir fuera de su país los ha hecho mejores. Hay jugadores jugando en la Premier que le dan mucha identidad. Y ahora no hay rivales pequeños. Si a base de tu trabajo los haces pequeños... Pero normalemente son equipos complicados.

¿Y el Chile de Bielsa?

Jugamos contra ellos en Villarreal. Ganamos 3-0, pero fue un resultado más exagerado que lo que sucedió en el campo. Es un equipo muy ordenado. Juega distinto a casi todos, con una gran presión, una gran actividad defensiva, pero cuando cogen el balón no especulan mucho e intentan llegar rápico arriba a través de la velocidad de sus jugadores. Un equipo también muy complicado, ya lo fue para Brasil, Argentina y Paraguay (en la clasificación).

Beckenbauer dijo que no le gusta el Brasil de Dunga porque es muy defensivo.

Del Bosque: En la época que Dunga jugaba, Brasil tenía también dos medios defensivos. Mauro Silva, Mazinho, Dunga... Ese equipo se ha construido desde esa organización. Quiere darle un cuajo al equipo, un orden. Pero no pierden su identidad con jugadores como Robinho, Kaká, Ramires o Luis Fabiano, que es un fenómeno.

Y sus laterales suben mucho.

Maicon es una fiera. Lo que pasa es que parece que tener dos mediocentros defensivos es una involución en el fútbol. No, no. En el Madrid nosotros teníamos a Roberto Carlos y Míchel Salgado que eran casi más extremos que laterales. Y ellos tienen a Maicon o Alves, que tienen una salida extraordinaria.

En la Copa Confederaciones se quedó sin la final contra Brasil. ¿Tiene ganas de jugar ese partido?

Nuestro objetivo máximo es llegar hasta el final, claro. Pero cualquier declaración mía que corten para que yo salga diciendo "vamos a jugar la final Brasil-España" pues no se corresponde con mi pensamiento. Es imposible que diga eso. Sé que nuestra mayor atención debe estar en la primera fase y debemos ir paso a paso.

¿Cree que el aficionado está preparado para la derrota?

Lo están preparando para que no haya derrotas. A todo el mundo le parece que esto va a ser un paseo y eso es una irrealidad. No se corresponde con lo que es un Mundial. Despreciar a los rivales es lo peor que un deportista puede hacer. Nosotros tenemos que ser respetuosos con todos. Desde el inicio hasta el final. Mucha gente está pensando '¿y qué equipo quieres para la final?'. Y yo contesto, pues me gusta tal. Pero no lo digo con ningún convencimiento, porque no quiero hablar más que de la primera fase. Y no tengo ningún interés en Costa de Marfil, Brasil, Portugal o Corea. De verdad. Sólo tengo interés en la primera fase y luego partido a partido, eliminatoria a eliminatoria. Ya tendremos tiempo para pensar en eso.

¿Se merece África este Mundial?

Sí. Además creo que es el momento de África. Y nosotros tenemos la obligación de apoyarla incondicionalmente. El fútbol es universal y tienen que verlo en todos los países, y no sólo en las grandes potencias mundiales.

¿Conoce la historia de Nelson Mandela?

Es un personaje de leyenda, que ha marcado un poco la historia del mundo y de ese país en concreto.

Etiquetas