Despliega el menú
Deportes

COPA DEL REY DE BALONMANO

Fuera de lugar

El CAI Aragón, club representante de la ciudad organizadora de la Copa del Rey, no estuvo representado en el palco presidencial del pabellón Príncipe Felipe en la final que se disputó ayer. Ricardo Arregui, presidente, y Óscar Mainer, director deportivo de la entidad, fueron invitados a abandonarlo instantes antes del inicio del choque, a pesar de disfrutar ambos de acreditación vip, documento que avala su presencia en este lugar preferente de la instalación. Arregui mostró su indignación por el hecho a la conclusión del encuentro entre el Ciudad Real y el FC Barcelona. "He visto el partido desde la grada. El club que presido y mi misma persona han sufrido una vejación que no estoy dispuesto a tolerar. Tanto como presidente del CAI Aragón como ex presidente de la Asobal, Ricardo Arregui tenía que estar en ese palco. No he dicho nada para no crear ningún conflicto en el inicio del encuentro, pero cuando ha concluido le he comentado el tema al gerente de la Asobal, Jordi Pallarés", comentó Arregui.

El máximo mandatario del CAI Aragón detalló todo el proceso de la inesperada expulsión del palco abarrotado del pabellón Príncipe Felipe, en el que ayer aparecieron el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky; el presidente de la Federación Española de Balonmano, Jesús López Ricondo; la consejera de Educación Cultura y Deporte del gobierno de Aragón, Victoria Broto; y el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Zaragoza, Manuel Blasco. "Entré en la zona del palco y dialogué en el bar con Joan Laporta, presidente del Barcelona, y con Domingo Díaz de Mera, presidente del Ciudad Real. Cuando me dirigía al palco propiamente dicho, una empleada de la Asobal, es decir, de una entidad que hasta hace unos meses yo mismo presidía, me ha dicho que no me podía sentar en los asientos azules. Por razones de protocolo, entiendo que no debía estar en primera fila; pero sí en tercera o en cuarta. Lo que no podía consentir es ver el partido en el antepalco. Por ese motivo, abandoné el palco y presencié el partido en las localidades que dispone Anagán (firma propiedad Alberto Sainz, directivo del CAI Aragón) junto a mis compañeros de junta Paco Poblador y Alberto Sainz. Otros clubes han tenido representación y nosotros no", explicó Ricardo Arregui.

En el pasillo

Óscar Mainer también abandonó el palco mucho antes de lo previsto. "Tenía una acreditación para sentarme, pero cuando entré, me dijeron que tenía que irme. Al final, he visto el partido de pie, en el pasillo que hay encima del palco. Lo que ha pasado no me parece serio. El CAI Aragón tenía que estar representado en el palco", afirmó Mainer, que prefirió no extenderse más acerca del imprevisto conflicto.

Etiquetas