Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FÓRMULA 1

Ferrari, el más rápido

Felipe Massa marcó ayer el mejor tiempo, en el circuito de Abu Dabi, en el primer día de pruebas de neumáticos Pirelli.

Felipe Massa fue el más rápido ayer en Abu Dabi.
Ferrari, el más rápido
EFE

Un problema en la rueda devolvió ayer al alemán Sebastian Vettel a la realidad, tras cinco días de celebración por el título de campeón del mundo de Fórmula Uno. El Ferrari del brasileño Felipe Massa marcó el mejor tiempo de la sesión de prácticas que los equipos de realizan en Abu Dabi con los nuevos neumáticos Pirelli. Segundo fue Vettel quien el pasado domingo, en el mismo circuito de Yas Marina, destronó a Ferrari y se convirtió en el campeón del mundo más joven. "Fue un inicio positivo para empezar a entender el comportamiento de los nuevos neumáticos", afirmó Massa. El brasileño, tras rodar 94 vueltas, estableció un mejor tiempo de 1 hora y 40,170 minutos. Por su parte, el español Fernando Alonso, el gran derrotado en el último Gran Premio del año, suplirá hoy a Massa a los mandos de Ferrari.

El campeón del mundo, Sebastian Vettel dio 77 vueltas antes de verse obligado a parar por un problema en una rueda. Sin embargo, el piloto de Red Bull aseguró que la jornada transcurrió "bastante mejor de lo que él habría esperado. Creo que hemos recogido suficientes datos para continuar en invierno en el simulador. Funcionaron bien y no hubo ninguna impresión negativa".

Hoy se celebra la segunda jornada de prácticas, en la que estarán también el mexicano Sergio Pérez, que debutará en 2011 con Sauber, y el alemán Michael Schumacher.

El campeón vuelve a casa

Vettel volverá mañana a Alemania, donde será recibido en su ciudad natal, Heppenheim. "Estaré muy cansado, pero será bonito ver caras conocidas", declaró de cara a la vuelta a casa. "Ha sido increíble estar de nuevo en el coche tras esta increíble semana", señaló el alemán, aún en una nube.

El campeón mundial de Fórmula Uno aprovechó la ocasión para asegurar que nunca se "dio por vencido". Tras conseguir el título mundial, el piloto habló de sus rivales con los que peleó por el título, de su relación con el siete veces campeón del mundo, Michael Schumacher, y de una posibilidad, que "aún es muy lejana", de correr para Ferrari o Mercedes. "Me he convertido en el campeón del mundo más joven de la historia. Es difícil encontrar las palabras adecuadas para agradecer a toda la gente que siempre me ha apoyado. Mis pensamientos están, incluso, con mis rivales que perdieron el mundial: Fernando Alonso, Lewis Hamilton y mi compañero de equipo Mark Webber. Me siento orgulloso de haber luchado con pilotos de este calibre", aseguró Vettel.

El piloto de 23 años apuntó que el secreto de su éxito proviene de "nunca darse por vencido para seguir luchando", y de ir hacia adelante "cuanto tienes una oportunidad". "De pronto sentí relajación absoluta y tuve paz conmigo mismo", prosiguió Vettel, quien, además, señaló que "es difícil evaluar la temporada tras un final tan emotivo". Aunque destacó que lo importante era "ejecutar bien, tener un coche competitivo y no darse por vencido", a pesar de los problemas mecánicos que sufrieron en Australia, Bahrein y Corea.

Vettel habló también de su relación con su ídolo de la infancia, Michael Schumacher, reconociendo que al conocerlo "tartamudeaba". "No me importa lo que algunas personas dicen acerca de Michael. Después de todo, una cosa es cierta, él ha hecho en su carrera, sobre todo en Ferrari, algo extraordinario", comentó. Sin embargo, el piloto quiso dejar claro que "no estoy en la Fórmula Uno para romper los récords de Schumacher. No me gusta comparar su carrera con la mía. Él es sencillamente una leyenda y yo sólo estoy comenzando".

El alemán recalcó que se lleva "muy bien" con el 'Kaiser', con el que intercambia llamadas y con el que ha vivido "algunas anécdotas divertidas". "Somos compañeros para el equipo de Alemania en la Carrera de Campeones y la próxima semana Michael y yo defenderemos nuestro título en Dusseldorf", advirtió.

En cuanto a planes de futuro, Vettel aseguró que "ahora tengo que descansar, pero estaré esperando volver a lo que mejor sé hacer: conducir. Lo cual será en las primeras pruebas con el nuevo proveedor de neumáticos Pirelli, con Red Bull. "La Fórmula Uno no es sólo conducir rápido en círculo. Hay mucho trabajo alrededor. A la larga, de lo que se trata es de lograr que 500 personas den lo mejor de sí para que tú tengas el mejor coche. Mi objetivo es defender el título con Red Bull, y puede hacerse", concluyó.

Etiquetas