Deportes

MONTAÑISMO

Fallece Edmund Hillary, el primer hombre que coronó el Everest

Hillary alcanzó, junto con el sherpa Tenzing Norgay, la cumbre del Everest, de 8.848 metros, en 1953. Su estado de salud se deterioró en los últimos años.

El neozelandés Edmund Hillary, que acompañado del sherpa Tenzing Norgay, se convirtió en el primer alpinista que encumbró el Everest, ha fallecido a los 88 años, informó la primera ministra de su país, Helen Clark. "El legendario montañero, aventurero y filántropo es el neozelandés más conocido de la historia. Pero sobretodo él era en esencia un kiwi", afirmó Clark, quien destacó que la muerte de Hillary es "una profunda pérdida" para el país.

Aunque no se ha hecho pública la causa de la muerte, Hillary sufría una larga enfermedad, su salud había empeorado en los últimos años y en abril del año pasado tuvo que ser hospitalizado en su ciudad natal. Según la prensa local, el alpinista podría sufrir una neumonía.

Nacido al sur de Auckland, Edmund Hillary entró en la historia del alpinismo el 29 de mayo de 1953, aquel día se convirtió en el primer hombre en hollar el Everest, el techo del mundo (8.848 metros), culminando las grandes expediciones británicas de la década de los 20 que se iniciaron en el Himalaya, la cordillera más sublime del planeta, junto al Karakorum. Y desde entonces se convirtió en un defensor de los derechos de los sherpas del Himalaya. Fundó el Trust Himalayo en los años 60, con el propósito de crear escuelas, hospitales y servicios básicos para esa población. El alpinista dirigió luego varias expediciones al Himalaya, al Polo Norte y al Polo Sur.

Un coloso

como se conocía Hillary popularmente) se describía como un neozelandés cualquiera con habilidades modestas. Pero era un coloso. Fue una figura heroica que no sólo derrotó el Everest, sino que además vivió con determinación, humildad y generosidad", indicó Helen Clark a través de un comunicado de prensa. El legado de Hillary perdurará. Sus hazañas continúan inspirando a nuevas generaciones de neozelandeses, como ya lo habían hecho durante más de medio siglo", apuntó Clark, cuyos pensamientos estaban con la esposa y los hijos de Hillary, así como con sus amigos más cercanos "en momentos tan tristes".

Los golpes del destino no fueron ajenos para Hillary. El avión en que viajaban su primera esposa con su única hija se estrelló en Katmandú en 1975. Su segunda mujer, June Mulgrew, era la viuda de un amigo que en 1979 reemplazó a Hillary como guía en un vuelo turístico sobre la Antártida y cuyo avión también se estrelló.

Hillary observaba con preocupación la creciente comercialización del ascenso del Himalaya. Criticó duramente a un compatriota que en mayo de 2006 no ayudó a un inglés semicongelado poco antes de la cima para alcanzarla primero. Finalmente, el inglés murió. Hillary lo lamentó diciendo que virtudes como la camaradería no se presentaban en personas egocéntricas llenas de ambición.

Etiquetas