Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Exigente prueba inglesa

El Zaragoza se mide hoy en Inglaterra con el Wigan, que comienza la Premier League la semana que viene.

Gay instruye a sus pupilos.
Exigente prueba inglesa
PEDRO ETURA/A PHOTO AGENCY

El Wigan Athletic es esta noche el quinto escalón de la pretemporada zaragocista. Hasta la pequeña ciudad inglesa (90.000 habitantes) se desplaza el equipo de Gay para afrontar un choque amistoso con doble filo. Que los británicos estén ya en la recta final de su preparación veraniega -la Premier League comienza el próximo sábado, día 14- aumenta notablemente la exigencia del incompleto e inmaduro todavía Real Zaragoza.

La cita en el DJ Stadium tiene cara doble porque, si un buen resultado y una buena imagen de los blanquillos reforzaría su moral y su seguridad respecto del estado actual de la plantilla, una mala noche evidenciaría todo lo contrario y cimentaría los temores soterrados que, quien más y quien menos, sufre dentro del zaragocismo vistas las circunstancias que concurren este verano en el club.

Gay, el hombre optimista e imperturbable, no tiene miedos. Le da igual que el rival (16º clasificado el año pasado en la liga inglesa) le lleve un trecho importante en la fase preparatoria de pretemporada. También le importa poco que su equipo esté inacabado y con un grado de provisionalidad difícil de medir a 24 días de que ruede el balón oficialmente en España. Gay confía en que la progresión de su grupo permita ver hoy a un Zaragoza vital, ágil, serio, con cuerpo de bloque consistente, armado atrás y con criterio. El técnico salió satisfecho del último ensayo ante el Osasuna en Soria el pasado sábado. Y confía a ciegas en que la buena imagen irá ganando puntos y adeptos cada día que pase hasta debutar en Riazor en la primera jornada liguera el próximo día 29.

Viaja Gay sin Lafita, a quien las molestias tendinosas en la rodilla que tanto daño le hicieron el año pasado siguen sin dejarle jugar a gusto. Se lleva a Pennant para que el británico se muestre ante sus paisanos y tenga la oportunidad de reivindicar su retorno a la isla sobre el césped (al club y sus dirigentes les vendría de perlas una oferta sugerente para aliviar las arcas, entre otras cosas). Contini y Obradovic, que no jugaron en Soria por diferentes molestias físicas, hoy volverán al equipo. Y, si no hay problemas de última hora con su tortícolis, Leo Franco debutará como titular como zaragocista. El preparador madrileño se ha llevado solo 18 piezas, como si de un partido oficial se tratara, dado que el límite de cambios permitidos es de siete y la economía del club no está para derrochar en viajes de avión ni en habitaciones de hotel. Ortí y Ramiro se quedan en casa pero saben que viajarán a Tenerife y jugarán el domingo con total seguridad en el siguiente bolo programado.

El de hoy es el único amistoso con carácter internacional que ha concertado el Real Zaragoza este verano, una vez que se vino abajo inesperadamente la gira por Chile. Por ello, tiene ese matiz diferenciador con el resto de pruebas, algo que lo hace especial. Los enfrentamientos estivales ante rivales extranjeros suelen dejar indicios y señales muy a valorar a posteriori. El hecho de que no haya un conocimiento previo de los rivales suele generar partidos llenos de experiencias destacables.

A expensas de cuál sea el equipo que alinee el ex zaragocista Roberto Martínez, en el Wigan hay pocos conocidos de la liga española. Solo Kapo -jugó en el Levante-, De Ridder -estuvo en el Celta- y Diamé -fue del Rayo e interesó al Zaragoza- saben lo que es enfrentarse al cuadro aragonés.

Etiquetas