Deportes

POLÍTICA DEPORTIVA

Examen al deporte escolar

Cincuenta propuestas para mejorar la práctica deportiva en edad escolar. Es la esencia del 'Libro blanco' que ayer presentó en sociedad la consejera de Educación, María Victoria Broto, arropada por los directores generales de Deportes, Álvaro Burrell, y de Formación Profesional, Natividad Mendiara. En la presentación estuvieron también presentes los ejecutores del proyecto, Julio Latorre y Fernando París.

El libro blanco pretende ser una guía para mejorar el ejercicio físico entre los niños, para lo que propone la coordinación entre las áreas de la Consejería -Educación y Deportes- y las instituciones, ya que también organismos como los ayuntamientos o las comarcas tienen competencias en materia deportiva.

El texto se articula en puntos, cincuenta en total, que vienen a ser recomendaciones para las personas o entidades que, de una u otra manera, tienen vinculación con el deporte escolar: se marcan las "líneas estratégicas" -explicaba la consejera Broto- de lo que debe ser la práctica de la actividad física en edad escolar.

El diagnóstico de situación reconoce que casi la mitad de los escolares no hacen un deporte complementario a la actividad física curricular; y se pone de relieve, además, que el abandono de la práctica deportiva es sensiblemente superior en las chicas que en los chicos.

El trabajo se inicia con la necesidad de la constitución de una mesa y un observarvatorio del deporte en edad escolar, desde el que se analizará, de forma viva, el desarrollo de la actividad y se propondrán recomendaciones generales.

Y una cuestión fundamental, al margen de la formación de los técnicos y de los padres y madres de los pequeños, es la coordinación institucional: "En esta cuestión -reconocía Broto- es fundamental la corresponsabilidad de las instituciones. Sabiendo que es muy difícil la coordinación, vamos a intentar ejercer el liderezgo que nos corresponde en el área de Deportes".

Julio Latorre, diseñador del 'Libro blanco', puso de relieve que para su impulso es necesaria una implicación presupuestaria, algo que se antoja complicado en los actuales tiempos de crisis. Sin embargo, tanto Burrell como Mendiara destacaron que lo importante es poner en coordinación los medios de que disponen las instituciones para que muchas de las iniciativas puedan salir adelante.

El trabajo no deja de lado una cuestión que considera fundamental: la detección de talentos y la tecnificación.

Etiquetas