Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Examen con fuego real

El Real Zaragoza sube un punto más su preparación ante el Villarreal, el adversario más potente del verano.

Gay supervisa los ejercicios de fuerza de Leo Franco y Kevin Lacruz en el entrenamiento de ayer.
Examen con fuego real
TONI GALáN/A PHOTO AGENCY

La noria de partidos del verano se detiene esta tarde en Teruel, donde se recupera un amistoso con aroma clásico en los calores de julio y agosto, ya con el comienzo de la temporada a tiro de piedra, a apenas dos semanas de puesta a punto y ajetreo final en el mercado.

Real Zaragoza y Villarreal miden (20.00) en el Trofeo Ciudad de Teruel sus fuerzas en un partido con aspecto de termómetro para las dos escuadras. El Zaragoza sube un punto más el nivel de oposición ante el adversario con mayor anatomía del verano preparatorio, y calibra en Pinilla su formación y el estado de su fútbol, en una pretemporada marcada por la acumulación de trabajo, las impresiones irregulares y los claroscuros.

Tampoco es un partido cualquiera para el Villarreal, un equipo radicalmente refundado sobre la juventud de su cantera, al que solo la ausencia de los internacionales reduce algo su atractivo y potencial. Al Villarreal, el enfrentamiento de esta tarde le sirve como calibrador y ajuste final antes de disputar justo dentro de una semana la eliminatoria previa de la Europa League, nombre con el que se ha modernizado la Copa de la UEFA. Los castellonenses se cruzan ante el Dnepr bielorruso y su entrenador Juan Carlos Garrido, pese a las ausencias importantes de los futbolistas internacionales, le concede al choque ante el Zaragoza valor de prueba con fuego real.

A Garrido le faltarán seis internacionales, los españoles Bruno, Cazorla, Capdevila y Marchena, el italiano Rossi y el estadounidense Altidore, pero Cani, Nilmar, Marcos Senna o Diego López siguen componiendo la mejor armadura ante la que debe opositar este verano-por encima de Osasuna y Wigan, los otros dos rivales de elite del periodo estival -el equipo de José Aurelio Gay, a quien ya solo le quedarán dos pruebas ante rivales de categoría inferior: el Numancia (sábado, día 14) y el Celta de Vigo (sábado, día 21).

Por eso Gay se toma el partido de esta tarde con sustanciosa seriedad. Le servirá para ajustar ante un enemigo notable todo aquello que está por mejorar: el uso de la pelota, el gobierno del juego, la generación de caudal ofensivo, y, también, para perfeccionar las luces del equipo: su posicionamiento y orden, el funcionamiento defensivo en los últimos metros? todas esas cosas que se elevaron a la máxima potencia contra el Wigan y el cansancio fundió ante el Tenerife. No contará José Aurelio Gay con el lesionado Lafita, ni con los internacionales Ivan Obradovic y Ander Herrera (sub 21). Leo Franco será el portero y Nico Bertolo avanzará en su acoplamiento en un grupo donde los canteranos volverán a gozar de protagonismo.

Y es que Pinilla vivirá una ríada de juventud, con un Villarreal en donde la cantera ha tomado el mando fruto de la buena planificación, la convicción y un filial que brilló la pasada temporada en Segunda División. Hasta ocho futbolistas han saltado al primer equipo y contarán con dorsal: Juan Carlos, Oriol, Catalá, Musacchio, Matilla, Cristóbal, Marco Rubén y Jefferson Montero. Además, hay que añadir a Kiko y Mario, habituales también en la pretemporada del equipo de Juan Carlos Garrido.

Etiquetas