Despliega el menú
Deportes

BAJA FEDERATIVA

Ewerthon se queda sin ficha ya mismo

Ewerthon, el día que reapareció frente al Getafe, dando una asistencia de gol a Abel Aguilar.
Ewerthon se queda sin ficha ya mismo
esther casas

zaragoza. Ewerthon Henrique de Souza va a quedar incapacitado en breves horas para volver a jugar con el Real Zaragoza en lo sucesivo. La llegada del chileno Suazo, que ocupa plaza de extracomunitario, obliga a los dirigentes de la SAD a dar de baja federativa a uno de los tres futbolistas de esa condición que permite la normativa en España.

Para poder inscribir en la Liga de Fútbol Profesional al nuevo goleador zaragocista, bien Obradovic, bien Abel Aguilar o bien Ewerthon han de quedar descabalgados de la plantilla útil. Y, como estaba previsto, será el brasileño el elegido por Agapito y sus colaboradores. Así lo aseguró anoche el director deportivo, Antonio Prieto, tras la presentación oficial del ariete del Monterrey: "Con la llegada de Suazo tenemos más que cubierto el cupo de extracomunitarios. Tenemos cuatro y solo se permiten tres. Si Ewerthon no consigue en los próximos días la nacionalidad española y el pasaporte comunitario, causará baja hasta que eso suceda", argumentó el dirigente madrileño del Real Zaragoza, aludiendo a los trámites que viene llevando a cabo Ewerthon desde hace muchos meses para nacionalizarse español. "Será Ewerthon el que deje su plaza a Suazo, por el asunto de su pasaporte y por otras circunstancias. Eso sí, si consigue el pasaporte, podrá seguir en el Zaragoza porque tiene contrato hasta el 30 de junio", apostilló Prieto.

Así pues, hoy martes está previsto comunicarle a Ewerthon su nueva situación laboral, que se equiparará a la que viene ostentando Luccin desde su regreso de la cesión al Racing de Santander el pasado mes de julio: seguirá con el derecho a seguir cobrando su nómina, pero estará totalmente imposibilitado para jugar partidos oficiales al no contar con licencia federativa. En cuanto a la vía de solución ulterior esgrimida anoche por Prieto (la de que Ewerthon podrá reintegrarse a la plantilla útil si obtiene el pasaporte español), no está claro que haya hueco para el goleador brasileño aunque así sea.

El límite de fichas en la Liga española es de 25 por club. Y con la llegada de Suazo y la consiguiente maniobra de desplazamiento de Ewerthon fuera del grupo, el Real Zaragoza tiene ocupadas 24. Si se cumplen los deseos de la entidad, manifestados por el entrenador, José Aurelio Gay, en las últimas ruedas de prensa, de fichar a dos o tres futbolistas más de aquí al día 31, será necesario seguir aplicando el bisturí entre varios de los componentes del actual elenco blanquillo.

Para que los fichajes que vengan tengan sitio, otros que tienen dorsal en el actual reparto zaragocista deberán de irse en breve tiempo de manera irremediable. Ese es otro de los mandatos complicados y desagradables que les queda por cumplir a los miembros del área deportiva del club: lograr desalojar de la caseta a los jugadores que desean que se vayan y ubicarlos a tiempo en otro destino para evitar presencias incómodas de aquí al final del campeonato.

Varios elementos sobrantes

A estas alturas de campaña y tras la espiral de acontecimientos que vienen desarrollándose dentro del club en las últimas semanas, a nadie escapan los nombres de los candidatos a dejar el Real Zaragoza en los próximos 20 días. Además de Ewerthon, sabido es que Luccin no va a ser inscrito una vez recuperado de su lesión de rodilla (Prieto lo confirmó el jueves echando por tierra las declaraciones contrarias de Poschner hace solo 15 días). A Ayala se le está intentando colocar en el River Plate y a Pennant en Inglaterra. López Vallejo también es un elemento sobrante para los rectores blanquillos. La duda es si lograrán sus propósitos y cómo lo harán.


Etiquetas