Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

AGUIRRE

"Este 1-1 lo celebrarán nuestros rivales"

Aguirre reconoció que el empate es el peor resultado para los dos equipos y lo admitió como justo por los méritos sobre el campo.

Aguirre, en un momento del partido de ayer.
"Este 1-1 lo celebrarán nuestros rivales"
CARLOS BARBA/EFE

No pierde el talante esperanzador Javier Aguirre pese a que las circunstancias se tuerzan. Su discurso amable y optimista, por ahora, es inasequible al desaliento. Ayer, en la sala de prensa del campo del Almería, el mexicano dio una nueva muestra de ello pese a que la mayor parte del zaragocismo lamentaba hondamente no haber logrado ganar al desquiciado cuadro local por culpa de un error en cadena de la zaga muy a última hora."El resultado es justo porque pudimos ganar, pudimos perder y, al final, empatamos. Viendo el partido, está claro que somos dos equipos muy presionados y la presión, en este momento, pesa mucho", comenzó diciendo el Vasco. "El partido ha sido de ida y vuelta, con muchas emociones", añadió a su primera valoracion.

El técnico blanquillo se refirió a la línea argumental del duelo. "Como ya nos pasó en Getafe, no supimos mantener la ventaja obtenida con el 0-1. Son dos victorias parciales que no hemos sabido conservar y, esta vez, no faltaba mucho para que el partido acabase", reconoció sin querer cargar las tintas en una sola palabra contra sus hombres, a los que sigue mimando a costa de morderse la lengua cien veces.

"Al menos, esta vez hemos acabado con once en el campo y me congratulo por ello. Once contra once se puede pelear en cualquier sitio", apuntó con intención.

Aguirre no emitió ni un solo lamento por haber perdido una magnífica oportunidad de ganar un partido crucial fuera de La Romareda. "En estos casos, hay que reconocer también los méritos del rival. Y el Almería ha hecho un buen trabajo, creando también sus ocasiones y tiene también su mérito en el empate final. Repito que me ha parecido un partido muy igualado", argumentó.

Se le preguntó al entrenador zaragocista por la extraña entrada al campo de Ponzio como media punta, como centrocampista avanzado ocupando literalmente el puesto del lesionado Jorge López (la salida de Boutahar o Kevin Lacruz hubiese sido más natural). La explicación del mexicano seguro que no dejará a nadie indiferente en lo sucesivo: "Leo es un jugador versátil, polivalente. En defensa, su misión era contener a Vargas, un jugador al que no podíamos dejar suelto. Arriba, Leo es un futbolista al que le gusta mucho la pelota, que la trata bien y cumplió perfectamente con el rol que le encomendé. Sé que no es el hombre del último pase, como sí es Jorge López, pero le da dinamismo al centro del campo y ahí fue importante. Nos pusimos por delante en el marcador, parecía que lo teníamos todo de cara con Gabi, Edmilson y Leo Ponzio en el centro, pero lamentablemente no pudo ser", indicó con detalle.

El empate final, como se sabía de antemano, era algo desechable tanto para zaragocistas como almerienses. Aguirre lo reconoció al final. "Sin lugar a dudas, es el peor marcador para los dos. Lo festejarán nuestros rivales. No es el mejor escenario en estos momentos, pero hay que pensar en que quizá en la segunda vuelta podamos sacarle algún provecho", dijo el técnico.

Aguirre, como colofón, dejó su clásica pincelada optimista, cargada de esperanza pese a que, en sus tres primeros partidos al frente del equipo, sigue sin conocer la victoria. "Estamos en una línea ascendente. A mi juicio, en los tres últimos partidos nos hemos venido arriba un poco más cada día", aseguró.

Gran decepción en el vestuario

Los jugadores del Real Zaragoza abandonaron el estadio con gesto serio y aire de decepción. Tocaron el éxito pero, al final, se extravió de nuevo. Javier Paredes así lo reconocía. "La sensación que tenemos es mala. Hemos tenido muchas ocasiones de gol en los primeros 30 minutos y solo hemos sufrido al final de la primera parte y en un par de ocasiones claras que nos han creado. Hemos hecho un partido bastante completo y nos vamos con la idea de que hemos perdido dos puntos, no de que hemos ganado uno", resumió el lateral asturiano.

Ángel Lafita era del mismo talante. "Nos llevamos un punto y menos es nada. Pero, después de hacer lo difícil, que era ponernos por delante en el marcador, es una pena que hayamos dejado escapar este triunfo. Ellos estaban muertos y teníamos toda la ventaja. Es increíble. Siempre nos falta algo", lamentó el aragonés.

Y Jorge López también habló en el mismo tono. "Hemos merecido ganar ampliamente, pero para eso teníamos que haber matado el partido en la primera parte. Ahí se han creado varias ocasiones claras de gol y no las hemos definido. Es una lástima. El punto nos sabe a muy poco", afirmó.

Etiquetas