Deportes
Suscríbete

atletismo

España, de plata

crónica El atleta madrileño finaliza segundo en la prueba de 5.000 metros y suma la cuarta medalla española en los Europeos. El corredor británico Mo Farah fue el más rápido y ganó la carrera con autoridad.

Jesús España felicita al campeón de los 5.000 metros, el británico Mo Farah, nada más finalizar la prueba.
España, de plata
EFE

El atleta español Jesús España logró la medalla de plata en los 5.000 metros del Europeo al Aire Libre que se está disputando en Barcelona, en una prueba que se adjudicó el británico Mo Farah de forma incontestable.

España, que firmó un excelente final que le valió para adelantar al azerbaiyano Ibrahimov, no pudo revalidar el título conseguido en Goteborg hace cuatro años, pero elevó a cuatro el número de medallas españolas en la cita tras las cosechadas por Marta Domínguez, Arturo Casado y Manuel Olmedo.

El de Valdemoro tenía claro que subiría al podio cuando apenas quedaban dos vueltas para el final del 5.000. España se metió en el grupo de escapados compuesto por Mo Farah -campeón de los 10.000 en Barcelona- y por Ibrahimov, que había optado por un ritmo endiablo durante prácticamente toda la prueba.

En esas vueltas finales, España aguantó a los movimientos de sus rivales y fue consciente de que su tercer puesto momentáneo no sería el que registrase en línea de meta. Su excelente final le dio luz verde para sobrepasar al azerbaiyano, pero no para batir a Farah, autoritario e inalcanzable en su forma de correr.

Por su parte, el resto de españoles en concurso no pudieron batallar por las medallas. El mejor después de España fue el etíope nacionalizado español, Alemayehu Bezabeh, protagonista de la carrera durante los primeros 1.500 metros. Bezabeh, que finalmente fue séptimo, tiró sin piedad del grueso del grupo, pero no encontró un relevo que le aceptase el guante y su esfuerzo quedó en nada. A partir de ese momento se desinfló por completo y no pudo dar guerra en las últimas vueltas al azulado tartán de la 'Ciudad Condal'.

Además, el también español Sergio Sánchez se retiró a falta de dos vueltas para el final después de lo que parecía una estrategia clave para llevarse una presea. Sánchez aguantó atrás al comienzo y se puso en cabeza en el ecuador de la prueba. Al final, el campeón del mundo de los 3.000 metros acabó optando por la retirada tras quedarse sin fuerzas.

"No me he dejado ni un gramo de fuerza en el cuerpo. Estoy por ello muy satisfecho. Cuando te gana un atleta que está en ese estado de forma, de la categoría de Farah y con el doblete impresionante que ha hecho, con una carrera alocada, pues es una plata que me sabe un poco a oro; aunque mi intención era llevarme el triunfo", señaló España tras finalizar la carrera.

Mientras, Kevin López y Luis Albert Marco no consiguieron añadir más metales al medallero español tras finalizar en el sexto y séptimo puesto en la final de los 800 metros. Ni López (1:47.82) ni Marco (1:48.42) tuvieron opciones de subir al podio, a pesar del protagonismo que asumió el segundo al comienzo de la prueba.Finalmente fue Marcin Lewandowski -que llegaba con la mejor marca de la temporada- quien se llevó el oro con un crono de 1:47.07, por delante del británico Michael Rimmer, segundo, y del polaco Adam Kszczot, que fue tercero.

Etiquetas